EntrevistasCloud

“No bloqueamos aplicaciones, las habilitamos de forma segura”

Samuel Bonete, Country Manager de Netskope para España y Portugal.

Netskope cumple un año operando de forma directa en el mercado ibérico. ¿Puede hacer un balance de este periodo?

S. B.: Desde el punto de vista profesional ha sido una oportunidad excepcional representar en España a un fabricante líder en el sector, según Gartner, Frost & Sullivan o IDC. El reto era grande porque tenía un fuerte componente ‘evangelizador’. Creo que hemos ayudado a la maduración que el mundo CASB (Cloud Access Security Broker) ha experimentado en el último año. Los grandes clientes ya conocen los potenciales riesgos derivados del SaaS e IaaS y a nivel de los integradores la mayoría incluyen soluciones CASB en su porfolio.

Samuel Bonete, Country Manager de Netskope para España y Portugal.
Samuel Bonete, Country Manager de Netskope para España y Portugal.

¿Qué diferencia a Netskope?

S. B.: Netskope ofrece una arquitectura que da una flexibilidad extrema a la hora de desplegarse, pudiendo controlar el acceso a las aplicaciones cloud corporativas y no corporativas desde equipos que estén en la oficina, equipos fuera de la misma, clientes de sincronización, terminales móviles… Además, somos capaces de resolver con garantías el acceso a las aplicaciones cloud reguladas desde equipos no gestionados, o personales, controlando la actividad de estos. También controlamos IaaS y la navegación web. A diferencia de nuestros competidores que se basan en bloquear una aplicación dada, nuestro mantra es ‘allow is the new block’, por lo que nos dedicamos a habilitarla de forma segura.

Tras su nombramiento como country manager de Iberia, ¿ha conseguido el objetivo de consolidar alianzas estratégicas con los grandes clientes?

S. B.: En los últimos doce meses hemos doblado la base instalada en España. Banca sigue siendo nuestro principal cliente y representa más de un tercio de nuestras referencias. Vemos gran sensibilidad en firmas de seguros, retail y utilities. BCC Cajamar es uno de nuestros principales clientes y estamos explorando conjuntamente vías de colaboración en IaaS y web. También se proponía acelerar la demanda de seguridad de su plataforma Netskope Cloud Security… Existe una nueva preocupación en torno a la seguridad de los datos en la nube, y el CASB ya no es ese gran desconocido. Las empresas se preguntan cómo restringir el acceso de sus aplicaciones cloud como Salesforce desde equipos no corporativos o qué herramientas disponen para evitar que un usuario haga un clic derecho en un archivo oficial y lo comparta públicamente.

¿Cree que España es un mercado maduro en cuanto a la adopción del cloud?

S. B.: Los fabricantes han hecho un gran ejercicio moviendo las licencias de los clientes desde on premise hasta la nube y ahora suena extraño encontrar clientes que no tengan algún servicio en cloud. Vamos un paso por detrás en la concienciación de la seguridad en la nube, donde la seguridad se basa en un modelo de responsabilidad compartida entre proveedor y cliente.

En julio su compañía adquiría Sift Security. ¿Qué le ha aportado esta operación?

S. B.: Esta empresa nos aporta monitorización de detección de amenazas, de brechas de seguridad y poder reaccionar ante la aparición de incidencias en entornos de IaaS. La adquisición de Sift nos permite extender esas capacidades con la integración de su solución Cloud Hunter dentro de nuestra aproximación OneCloud.

Tras la inyección de capital por valor de 168,7 millones recibida el pasado mes de diciembre, ¿cuáles son los próximos pasos que marcarán la evolución de la compañía?

S. B.: Más del 80% de las empresas están abordando la transformación digital, según IDC, y la nube es el camino. Con este refuerzo podemos acompañar a estas firmas con soluciones que les van a ayudar a controlar su perímetro de seguridad. Podremos crecer a nivel de recursos y tecnología y ampliar nuestra oferta de seguridad.

Computing 783