EntrevistasCloud

“Cloudera Data Platform nace con una filosofía híbrida y multifunción”

Juan Carlos Sánchez, Regional Director de Cloudera Iberia.

Juan Carlos Sánchez, Regional Director de Cloudera Iberia.
Juan Carlos Sánchez, Regional Director de Cloudera Iberia.

Juan Carlos Sánchez se convirtió en máximo responsable de Cloudera en Iberiaen marzo de 2020, en mitad de una tempestad pandémica que aportaba una dosis mayor de dificultad al desafío de su nuevo cargo. No obstante, Sánchez no ha perdido de vista el objetivo de la compañía en todos estos meses: “Empoderar a las personas para transformar datos complejos en información clara y procesable”.

Esta entrevista se realizó antes de conocer la compra de Cloudera por parte de Clayton Dubilier & Rice (CD&R) y KKR, hecho que según afirman desde Cloudera, no afecta a la estrategia de la compañía desgranada por Juan Carlos Sánchez en esta entrevista. 

¿Cómo fue asumir su cargo al inicio de la pandemia?

J. C. S.: Asumir el cargo de director regional de Cloudera ha supuesto un doble reto, por un lado, por la responsabilidad que supone el puesto en sí, y por otro, por la necesidad de gestionar el momento tan complicado y cargado de incertidumbre para la sociedad y para la economía en el que tomé las riendas.

No obstante, con el paso del tiempo, nos hemos ido adaptando a las circunstancias y podemos decir que la Covid-19 no está influyendo en nuestra capacidad de proporcionar servicio a nuestros clientes. Durante este tiempo, Cloudera ha ayudado a las compañías en España a explotar el valor de sus datos. Nuestra tecnología les permite aprovechar el conocimiento organizacional e impulsar los resultados de sus negocios.

¿Cómo ha vivido Cloudera las consecuencias de la Covid?

J. C. S.: Desde el inicio de la pandemia nuestra prioridad ha sido la salud y la seguridad de nuestros empleados y de aquellos con quienes hacemos negocios en todo el mundo. Tomamos varias medidas para garantizar el bienestar que incluyen: la restricción de los viajes, la implementación de una política global de trabajo desde casa y la organización de un equipo Covid-19 multifuncional para monitorear la crisis las 24 horas del día. Además, desde la empresa se ha potenciado la conciliación, con los denominados ‘días unplugged’, dedicados a la desconexión, de los que disfrutan los empleados cada tres semanas.

Por otra parte, contamos con planes de continuidad del negocio y actualmente no prevemos ningún impacto en nuestra capacidad para continuar cumpliendo nuestra promesa de soporte ininterrumpido para las cargas de trabajo de producción y sistemas críticos.

¿Han notado un crecimiento de adopción de la nube?

J. C. S.: El uso de la nube se ha acelerado en los últimos tiempos y ha crecido especialmente durante la pandemia. Según exponía IDC Research España recientemente, tras la Covid-19, el 40% del gasto core de IT estará relacionado con la nube en 2022 y, en 2024, el 90% de las grandes compañías habrá adoptado tecnologías y herramientas multicloud o híbridas. Nuestra plataforma Cloudera Data Platform (CDP) nace con esta filosofía híbrida, ofreciendo una nube de datos empresariales, en cualquier lugar y en todo el ciclo de vida, desde la captura de estos en su origen hasta la aplicación de analítica avanzada e inteligencia artificial; lo hace para cualquier nube, ya sea pública, privada o híbrida.

El 40% del gasto core de IT estará relacionado con la nube en 2022 y, en 2024, el 90% de las grandes compañías habrá adoptado tecnologías multicloud o híbridas

Con respecto a los beneficios de la nube privada, nuestra tecnología CDP Private Cloud ofrece potentes herramientas de gestión basadas en contenedores de datos que reducen de semanas a minutos los tiempos de entrega del análisis y el aprendizaje automático. También optimiza la rentabilidad de los centros de datos con analítica basada en contenedores y machine learning, aumentando la capacidad de uso de los servidores hasta en un 70%, a la vez que ofrece hasta un 50% más de análisis con la misma inversión en centro de datos.

Por su parte, en lo referido a la nube pública, nuestra plataforma CDP es compatible con AWS y Azure, y hace unas semanas anunciábamos su disponibilidad también en Google Cloud. La nube pública permite controlar los costes acelerando automáticamente las cargas de trabajo cuando sea necesario y suspendiendo su funcionamiento cuando se completen; aislar y controlar estas cargas en función del tipo de usuario, el tipo de carga de trabajo y las prioridades; y combatir la proliferación de silos controlando de manera centralizada los datos operativos y de los clientes en varios entornos híbridos y multicloud.

¿Qué ofrece a las empresas Cloudera Data Platform?

J. C. S.: Cloudera Data Platform es la primera Enterprise Data Cloud del sector. Permite a las compañías ganar en velocidad y agilidad al mismo tiempo que ofrece la seguridad y el gobierno que exigen los líderes de las compañías y los equipos de TI. Nuestro objetivo es ayudar a las empresas, con independencia de su tamaño y sector, en su transformación digital gracias al máximo aprovechamiento de sus datos.

En primer lugar, como comentaba antes, se adecua a cualquier nube, dando sentido a cada dato en arquitecturas híbridas, multicloud y locales. Además, es una plataforma multifunción, es decir, ofrece información empresarial en tiempo real recorriendo todo el ‘data journey’. Por otro lado, ofrece unos estándares de seguridad muy elevados y garantiza el gobierno del dato durante todo su ciclo de vida. Y, por último, es completamente abierta. Minimiza la dependencia del proveedor y maximiza la interoperabilidad. La estrategia de Cloudera se basa en ayudar a las organizaciones a obtener resultados comerciales positivos de manera rápida, con acceso instantáneo a datos de calidad en una plataforma de Enterprise Data Cloud escalable y de código abierto.

¿Qué mercado está más avanzado en la adopción de la cloud, el español o el portugués?

J. C. S.: Con la irrupción de la pandemia se ha producido una aceleración en la adopción de la tecnología en la nube. Según el último informe de Forrester, a finales de 2021 el 60% de las empresas aprovecharán contenedores en plataformas de nube pública, y el 25%, de los desarrolladores aprovecharán la tecnología sin servidor. En cuanto a España y Portugal, creo que se encuentran prácticamente a la par.

Quizás hace unos años el país vecino estaba un poco por detrás, pero lo acontecido en el último año ha acelerado notablemente el uso de la nube y le ha ayudado a convertirse en uno de los principales hub tecnológicos de Europa.

¿En qué proyectos están inmersos con la Administración Pública?

J. C. S.: Los gobiernos estatales y locales deben encontrar maneras de utilizar los grandes volúmenes de datos para recopilar, generar, proteger y compartir información con el fin de mejorar la toma de decisiones que beneficien a los ciudadanos. Una arquitectura de datos moderna ayuda a ofrecer servicios específicos y cada vez más personalizados a los ciudadanos, a proteger contra los residuos, el fraude y el abuso de los recursos gubernamentales; y a administrar eficazmente los datos de los sensores y los dispositivos conectados, ya sea en el transporte público o en el mantenimiento de edificios, etcétera.

En Cloudera trabajamos con más de 40 gobiernos del mundo. En concreto, en España colaboramos con las principales administraciones públicas del país. Recientemente hemos trabajado con la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) para ayudarles a optimizar su gestión a través de la analítica de datos.

En el pasado, la ATC contaba con diferentes aplicaciones para la gestión de los datos, cada una con su propio lenguaje, hasta que confió en nosotros para reunir las cargas de trabajo analítico e integrar todos los conceptos de business intelligence. Este modelo de conocimiento construido con Cloudera ha mejorado la eficiencia en muchos de los procesos del organismo, desde la lucha contra el fraude hasta la resolución automática de tickets, por ejemplo. Además, ahora la ATC cuenta con una herramienta de data quality y un repositorio documental para convertir los datos en conocimiento a mayor velocidad.

Gracias a Cloudera, la ATC ha reducido de quince meses a un trimestre la implantación del censo de contribuyentes. Además, ha sido capaz de hacer cruces de datos, ejecutar analítica avanzada y generar procesos optimizados de reingeniería. La Agencia ha dividido entre diez el coste del espacio y entre cuatro los gastos de infraestructura y licencias en la labor censal.

¿Cuáles son sus principales clientes?

J. C. S.: Cloudera cuenta con la confianza del 95% de las empresas de Fortune 500. Por ejemplo, colaboramos con ocho de las diez principales empresas bancarias globales, o con el top 10 de las empresas de telecomunicaciones a nivel mundial y con el 90% de las farmacéuticas. En España, trabajamos con las principales empresas del IBEX-35.

La estrategia de Cloudera es ayudar a las organizaciones a obtener resultados comerciales positivos de manera rápida, con acceso instantáneo a datos de calidad en una plataforma de Enterprise Data Cloud escalable y de código abierto. Y, por último, nuestra tecnología brinda velocidad y agilidad para el negocio.

¿Cuál ha sido la facturación en el último ejercicio?

J. C. S.: Por razones de política corporativa no puedo dar ninguna cifra a nivel regional, sin embargo, con relación a cifras globales, los resultados de la compañía han sido muy favorables a pesar de la pandemia. El pasado 31 de enero de 2021 cerramos el ejercicio fiscal con unos ingresos de 869,3 millones de dólares, lo que supone un incremento del 9% con respecto al año anterior.

¿Cuáles son sus objetivos a corto-medio plazo?

J. C. S.: Nuestro objetivo más inmediato es seguir trabajando el dato con las empresas para convertirlo en su mejor aliado ante un entorno volátil y desafiante. Continuaremos apostando por una transformación digital acelerada de nuestros clientes que, mediante el sentido que le damos a sus datos, les permita marcar la diferencia y convertirse en actores competitivos en el mercado y no quedarse atrás. Nuestra meta es empoderar a las personas para transformar datos complejos en información clara y procesable.

También queremos aprovechar la información en tiempo real para poder tomar decisiones de manera más inteligente. En este sentido, el código abierto nos va a permitir utilizar el análisis y el aprendizaje automático para dar sentido a los grandes volúmenes de datos en todo el proceso de su tratamiento y en cualquier tipo de nube.

Y, por último, otro de nuestros principales objetivos es seguir mejorando las capacidades de nuestra tecnología. Estamos inmersos en muchos proyectos y casos de uso para aportar un alto valor organizacional a nuestros clientes. Muchas empresas están aprovechando la información en tiempo real para tomar mejores decisiones de negocio y, desde Cloudera, les estamos ayudando a conseguirlo. Asimismo, cada vez más nuestros clientes apuestan por modelos predictivos y, de nuevo, nuestra tecnología les facilita la implementación de servicios modernos de análisis y aprendizaje automático y de autoservicio para cualquier dato y en cualquier lugar, con seguridad y gobernanza compartida y flexibilidad para escalar en cualquier entorno.

Computing 805