NoticiasCloud

Un juez federal desestima la demanda de Oracle contra el proyecto JEDI

La carrera por hacerse con el proyecto de 10.000 millones de dólares para gestionar la nube del Pentágono sigue su curso y se decantará entre Microsoft o AWS.

Un juez estadounidense ha rechazado la impugnación de Oracle al proyecto JEDI, un megacontrato para gestionar la cloud del Pentágono valorado en 10.000 millones de dólares, y en cuya carrera solo quedan dos contrincantes: Microsoft Azure y Amazon Web Services. Descartados han quedado Google, Oracle e IBM (que también emitió una queja en su momento).

La demanda de Oracle aseguraba que el contrato se estaba “amañando” a favor de Amazon. Sin embargo el juez principal Eric Bruggink asegura que no hay pruebas que demuestren ningún tipo de sesgo en el proceso de adquisición para el contrato JEDI, ni que se haya producido ningún conflicto.

Según Bloomberg, el juez también dictaminó que Oracle no cumplía con los criterios de elección para la oferta y, por lo tanto, "no puede demostrar prejuicios como resultado de otros posibles errores en el proceso de adquisición". El fallo allana el camino para que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DoD) ofrezca el contrato a Amazon Web Services o Microsoft Azure el próximo mes.

El Departamento de Defensa inició el proyecto de adquisición de la Infraestructura de Defensa Empresarial Conjunta (JEDI) en un intento por proporcionar una nube de propósito general para los sistemas y aplicaciones para el ejército de los EEUU. Al trasladar parte de su TI a la nube, el Pentágono quiere poder usar la última tecnología de inteligencia artificial (AI), ofrecida por AWS y Microsoft Azure, y aumentar sus habilidades técnicas en el campo de batalla.

Oracle presentó sus quejas antes de que las solicitudes de propuestas para el proyecto fueran abiertas por el Departamento de Defensa el año pasado

Sin embargo, Oracle se quejó de que la naturaleza monolítica del adjudicatario del contrato en oferta no representaba una buena relación calidad-precio para los contribuyentes, y agregó que, por lo tanto, estaba diseñada para beneficiar a los mayores proveedores de la nube: AWS y Microsoft Azure.

La compañía llegó al punto de presentar una demanda en diciembre, alegando que los criterios del Pentágono, así como la política de elegir a una sola compañía como ganadora, violaban las leyes federales de contratación. Oracle también alegó que la adquisición del Pentágono se había visto afectada por conflictos de intereses, incluidos los vínculos entre Amazon y los antiguos funcionarios del Departamento de Defensa.

En abril, el Pentágono eliminó a Oracle e IBM del proceso de licitación, dejando a Microsoft y Amazon como los contendientes finales. Oracle también presentó una queja ante la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO), que dictaminó que el proceso de adquisición no favorecía a ningún vendedor específico.

En abril, el Pentágono eliminó a Oracle e IBM del proceso de licitación

Elissa Smith, portavoz del Departamento de Defensa, afirmó que la decisión del tribunal reafirmó la posición del Pentágono de que el proceso de adquisición "se llevó a cabo como una competencia justa, completa y abierta".

Computing 783