NoticiasCloud

IBM colabora con la nasa para secuenciar el ADN del espacio

IBM está ayudando a analizar cómo el entorno espacial y la exposición a largo plazo a la radiación pueden afectar a la composición genética de diferentes organismos, desde plantas hasta personas. El director de tecnología espacial, Naeem Altaf, lo explica para Computing

IBM está ayudando a analizar cómo el entorno espacial y la exposición a largo plazo a la radiación  pueden afectar a la composición genética de diferentes organismos, desde plantas hasta personas. El director de tecnología espacial de IBM, Naeem Altaf, explica para Computing como está llevándose a cabo esta colaboración.“A lo largo de su historia, IBM siempre ha revitalizado los enfoques de la ciencia y la innovación para hacer frente a nuestros mayores desafíos y con este espíritu, estamos colaborando con la NASA para utilizar nuestra experiencia en edge computing para ayudar a resolver el reto de análisis de "big data" de la NASA con la secuenciación del ADN en la Estación Espacial Internacional”.

Así, Altaf destaca el papel del Edge Computing, que “significa llevar la computación al lugar donde se crean los datos. Ayuda a las empresas y a las organizaciones del sector público a gestionar mejor y a obtener información valiosa de las enormes cantidades de datos generados por los "dispositivos conectados" de hoy en día: esencialmente todos los dispositivos del Internet de las Cosas y los teléfonos móviles conectados a través de las redes 5G”.

“Este trabajo ayudará a sentar las bases para las futuras misiones espaciales a medida que viajemos cada vez más lejos de la Tierra, volviendo a la luna y más allá.”

El resultado es una información más rápida, mejores tiempos de respuesta y mayor disponibilidad de ancho de banda. Hay menos latencia porque los datos no tienen que enviarse en masa a un centro de datos para ser procesados. Con los instrumentos a bordo debidamente equipados, la información no solo se puede calcular, sino que también se puede transmitir a las tripulaciones humanas sin necesidad de enviar todos los datos en bruto, y solo los resultados deseados. En palabras de Altaf, “ahora somos capaces de extraer la "señal del ruido" en el borde y enviar los metadatos y la información procesable en un archivo mucho más pequeño, en lugar de enviar todos los datos en bruto a granel”.

De este modo, están acercando el procesamiento de datos al lugar donde se producen, para obtener resultados casi en tiempo real y evitar que se pierda el valor de los datos para obtener información procesable. “Este trabajo ayudará a sentar las bases para las futuras misiones espaciales a medida que viajemos cada vez más lejos de la Tierra, volviendo a la luna y más allá.”

Analizando el ADN del espacio

IBM está ayudando a analizar cómo el entorno espacial y la exposición a largo plazo a la radiación  pueden afectar a la composición genética de diferentes organismos, desde plantas hasta personas. “Este proyecto trata de identificar los posibles microbios que crecen dentro de la estación espacial internacional y puede utilizarse para controlar la salud de los astronautas o para diagnosticar enfermedades infecciosas”, y según añade Naeem Altaf, “a medida que nos acercamos a la luna, a Marte y más allá, podemos utilizar potencialmente estos mecanismos y dispositivos de computación de borde incluso para detectar vida más allá de la Tierra”.

IBM y la NASA, una colaboración que se estrecha con los años

Hace 50 años, IBM creó un mainframe que ayudó a enviar hombres a la Luna y fue estrecho colaborador en las misiones Apolo que se recuerdan por culminar con el aterrizaje de los primeros astronautas en la luna en julio de 1969, uno de los grandes logros de la ingeniería en la historia de la humanidad.

Además, más recientemente, IBM ha construido una IA capaz de debatir con los humanos sobre cuestiones clave y según explica su director de tecnología espacial “IBM apuesta por la colaboración científica y los enfoques basados en la asociación para la ciencia y la innovación porque producen resultados masivos que cambian la sociedad”.

En la actualidad, y gracias al Edge Computing, IBM está colaborando con la NASA a prepararse para las misiones Artemis, que llevarán a humanos a la luna nuevamente en 2024 y a futuras misiones a Marte, algo para lo que según explicaba Altaf, todavía podrían tardar varios años.

 

IBM Cloud: ¿Por qué es una solución revolucionaria? ¿A dónde nos puede llevar?

IBM ha construido una empresa líder en la nube para que las empresas alojen sus cargas de trabajo más críticas y se centra en la oportunidad de la nube híbrida de 1 billón de dólares. Las capacidades de la nube híbrida de IBM incluyen IBM Cloud Paks, IBM Garages e IBM Cloud Integration Platform. Éstas están construidas sobre una base de software de código abierto, liderazgo en seguridad e infraestructura de grado empresarial y el objetivo es proporcionar una red global de más de datos en la nube en todo el mundo - incluyendo 21 zonas de disponibilidad a través de 7 regiones de IBM Cloud para ayudar a cumplir con los requisitos de rendimiento y despliegue.

Esta solución de computación de borde nos ayudará a entender mejor cómo computar eficientemente los datos en el espacio para obtener la información crítica procesable para ayudar a realizar las operaciones de manera efectiva, ya sea una caminata espacial, la salud de los astronautas, la salud de los sistemas o el mantenimiento de los equipos.

Computing 805