OpiniónCloud

La nube exige cambios en los procesos y la cultura organizacional

Por Santiago Madruga, VP of Communications Service Providers market, Red Hat EMEA.

Los proveedores mundiales de servicios de comunicación (CSP, por sus siglas en inglés) están reivindicando su posición en el corazón de la sociedad digital, pero primero deben ser más ágiles y disciplinados. Hay muchas innovaciones que pueden ayudar en esta cruzada: NFV, SDN, la convergencia de redes y TI, la ‘cloudificación’, DevOps y más. En la mayoría de los casos, las tecnologías requeridas están ahora disponibles y listas para entornos de misión crítica. Sin embargo, los procesos operativos y la mentalidad circundantes a menudo necesitan una revisión exhaustiva.

Los CSP se están modernizándose. Entre los ejemplos se incluyen a Altice Group, que está creando una plataforma de NFV holística con plazos ambiciosos para obtener la mayoría del tráfico móvil que se ejecuta en él. O Three UK, que ha desarrollado como novedad a nivel mundial, una red core nativa en cloud, diseñada para ser escalable de forma masiva para que pueda responder a las demandas de servicio de los suscriptores.

Una vez que los CSP tienen en funcionamiento estos casos iniciales de uso de NFV, deben centrar su atención en cómo escalarlos, adaptar y mejorar sus procesos operativos y, en muchos casos, la manera cómo hacer que su funcionamiento sea más ágil y disciplinado.

El código abierto es un agente de cambio clave en este proceso

El código abierto es un agente de cambio clave en este proceso. Brinda la innovación deseada, pero es diferente, en la forma en que se diseña, a otras tecnologías, y los CSP necesitan comprender cómo pueden evitar los riesgos y cosechar los beneficios.

Muchos CSP ahora participan activamente en comunidades de código abierto, ya sea de forma independiente o de la mano de Red Hat y otras empresas. Los ejemplos incluyen compañías como Telefónica, y como Orange, con quien Red Hat participa en programas conjuntos de ingeniería en la comunidad OpenStack para alinear la hoja de ruta de OpenStack con las necesidades de CSP para casos de uso de NFV. Con toda esta innovación y madurez disponible para toda la industria, juntos ayudamos a mantenerla actualizada y en evolución, a través de contribuciones de diversos actores del sector y de Red Hat.

Transición a la nube

La Cloudificación trae velocidad de manera eficiente. Las empresas nativas que nacen en la nube son más ágiles e innovadoras, incluidas muchas empresas de alto perfil que ahora compiten con los CSP por los servicios de valor agregado que impulsan los márgenes y la lealtad de los clientes. Estas empresas pueden experimentar más libremente con nuevos servicios sin grandes cantidades de inversión inicial o compromiso, y no tienen miedo a fallar. Y cuando un servicio tiene éxito o se populariza, puede ser escalado de manera rápida y confiable.

La mayoría de los CSP no son nativos digitales, pero se están adaptando rápidamente. Se están alejando del hardware dedicado, de los sistemas monolíticos con software propietario que se ejecuta en un equipo específico.

Sin embargo, este es un cambio que puede llevar algo de tiempo para los CSP, que generalmente tienen sistemas heredados que aún no están completamente amortizados. Pero a medida que sus viejos sistemas llegan al final de su ciclo de vida, o cuando se lanzan nuevas iniciativas, cada nuevo sistema se lanza para arquitecturas más modernas. Por lo general, se basan en código abierto, lo que ayuda a evitar el bloqueo propietario, y tal vez algo más peligroso: la personalización de código abierto que se desvía de las comunidades estándares a contracorriente.

Primero, un cambio cultural

La agilidad y la eficiencia no provienen solo de la innovación tecnológica, sino que también requieren cambios en el proceso, la mentalidad y la cultura. El reciente estudio sobre la cultura del código abierto realizado por Red Hat reveló que el 91% de los entrevistados de todas las industrias piensan que los avances tecnológicos cambian la forma en que su organización deben funcionar para tener éxito. El 81% coincide en que tener una cultura organizacional abierta es importante para su empresa. Sin embargo, solo el 67% señala que su organización tiene los recursos necesarios para construir una cultura abierta, con un 59% de ellos identificando los sistemas heredados y la tecnología obsoleta como una barrera para el cambio. Cuando se trata de recursos humanos en el despliegue tecnológico, el hecho de que las personas tengan las habilidades correctas significa solo la mitad del desafío; hacer que esas personas trabajen de la manera más eficiente, es la otra mitad.

Los CSP se han acostumbrado a trabajar de cierta manera. Por lo general, trabajan en proyectos de principio a fin, lo que garantiza que cualquier nuevo servicio o aplicación sea totalmente hermético antes de su implementación. Y con razón. En el viejo mundo inflexible esto es completamente necesario. La capacidad de revisar cosas sobre la marcha no es una opción.

Los entornos cloudificados son diferentes. Rompen la relación entre el software y el hardware, e incluso entre las diferentes capas de la arquitectura del software, lo que permite flexibilidad e hibridación. Es posible un cambio mucho más rápido sin poner en peligro la confianza y las operaciones, pero esto también requiere una revisión de las organizaciones, los procesos y la mentalidad.

Sin embargo, saber esto y hacerlo son dos cosas muy diferentes. No es realista esperar un cambio radical entre la comunidad CSP. Es más probable que ocurra proyecto a proyecto, paso a paso. Construir plataformas abiertas en la nube para permitir la virtualización es un primer paso, y los CSP están en camino de conseguirlo. En Red Hat, hemos ayudado al mundo de las TI a transformarse en un mundo en la red, y junto con nuestros clientes y socios ahora estamos haciendo lo mismo en el mundo de las redes. Los beneficios de coger la ola de tecnologías de la próxima generación están bien documentados, y casi todos los CSP en el planeta están estudiando cómo puede acelerar la transición.

Computing 816