OpiniónCloud

¿Multicloud? Yes, please

Javier de la Cuerda, CEO de Enimbos, aborda en el Anuario 2020 de Computing una serie de razones que explican la tendencia al multicloud.

Javier de la Cuerda, CEO de Enimbos
Javier de la Cuerda, CEO de Enimbos

No aporto nada nuevo si afirmo que la nube, la tecnología cloud, es el futuro. De hecho, es ya el presente. El cloud está aquí, en nuestras empresas y organizaciones, en nuestros trabajos y en nuestra vida diaria. En España, la situación de la demanda de servicios en la nube frente a servicios on premise presenta un evidente cambio de tendencia hacia el cloud first. Esto significa que los servicios en la nube son contemplados ya como la primera opción por muchas empresas, incluidas compañías de sectores tradicionales, siendo significativa la adopción del cloud por parte de la Administración pública. La cuestión es que tenemos que dejar de ver la tecnología cloud como una única nube. Un reciente informe de Gartner sobre la adopción de la nube ha revelado que más del 80% de los encuestados que usan la nube pública cuentan con más de un proveedor de servicios cloud. El uso de más de una nube para almacenar datos y realizar análisis es inevitable.

La tendencia al multicloud se explica por una serie de razones. La primera es que evita la dependencia de un único proveedor, escapando de los riesgos que conlleva, como suele decirse, ‘poner todos los huevos en la misma cesta’ y con ello evitar el vendor-locking y el monopolio. En el cloud hay diversidad de opciones. ¿Por qué, entonces, no aprovechar las ventajas que ofrecen las distintas ofertas? La selección de un producto u oferta ya no tiene por qué excluir la utilización de otras ofertas, si son más ventajosas. Una variedad de opciones cloud permite desplegar las cargas de trabajo allí donde se ejecuten de forma más eficiente, tanto desde el punto de vista del rendimiento como desde el punto de vista del coste. Por lo tanto, el multicloud, además de mejorar la competencia, es también un componente central de la estrategia de optimización de costes.

Una variedad de opciones cloud permite desplegar las cargas de trabajo allí donde se ejecuten de forma más eficiente, tanto desde el punto de vista del rendimiento como desde el punto de vista del coste

El acceso a múltiples proveedores cloud es posible dada la baja barrera de entrada que supone contratar servicios con un proveedor cloud. A diferencia del on premise, donde se requerían importantes inversiones y largos plazos de entrega para implantar una tecnología de gestión de datos, la nube presenta un grado de agilidad, control de costes y ahorro antes desconocido.

La tendencia no solo es al cloud, por tanto, sino al multicloud. En resumen, las compañías y organizaciones deben aceptar lo inevitable y participar en estrategias que les ayuden a gestionar este mundo diverso y de nueva complejidad. De lo contrario, se producirá una proliferación de silos de datos con la resultante dificultad de acceder a los distintos activos de información en las organizaciones.

Gestionar la complejidad

Los grandes beneficiados de la tendencia multicloud son los clientes, las empresas, que pueden disfrutar de los mejores servicios de cada nube. En este nuevo escenario, la gran amenaza para las empresas es la complejidad: en un mundo multicloud e intercloud, el trabajo de gestión, administración e integración de datos va a ser más complejo que nunca. A medida que haya más y más datos en la nube, las empresas se enfrentan a nuevos retos asociados con la adopción de la nube. Las dificultades técnicas y operativas de lidiar con entornos multicloud tienen que ver, básicamente, con el desconocimiento de estos entornos, con la falta de formación sobre ellos, y con el control de costes.

¿Cómo pueden las organizaciones superar las complejidades adicionales de trabajar con más de un proveedor cloud? La respuesta es sencilla: contando con un socio estratégico que aporte la garantía, el conocimiento y la experiencia en entornos multicloud. Las empresas buscan socios tecnológicos que las acompañen ayudándolas en la gestión de sus datos y el control de costes, velando siempre por la máxima seguridad y que además cuenten con el conocimiento y la flexibilidad que la inmediatez de la demanda y el mercado requieren. Estamos convencidos de que la adopción del nuevo orden mundial multicloud va a dar lugar a grandes oportunidades. Te invitamos a aprovecharlas a nuestro lado, deseosos de seguir aprendiendo de todos los muchos y nuevos retos que se avecinan.

Computing 795