OpiniónCloud

ERP en la nube, necesidad y flexibilidad

Javier Heras Grimalt, Business Applications Lead de Avanade.

Javier Heras Grimalt, Business Applications Lead de Avanade
Javier Heras Grimalt, Business Applications Lead de Avanade

Renovación, transformación, digitalización. Estos, y algún otro sinónimo, son los conceptos que más se oyen en los últimos tiempos en el entorno empresarial. En un mundo en búsqueda continua de la diferenciación, la trasformación digital y la necesidad de las empresas por apostar por las nuevas tecnologías se ha convertido en una constante en la que todo el mundo está de acuerdo.

Unas de esas nuevas tecnologías imprescindibles para abordar la transformación digital son sin duda las soluciones y servicios en la nube que, aunque ya no pueden considerarse una novedad, sí debemos considerarlas tecnologías sin las que resulta imposible embarcarse en un proceso de digitalización. Hoy en día, casi cualquier herramienta empresarial puede gestionarse desde la nube, y una que cada vez tiene más sentido ‘cloudificar’ es el ERP.

El ERP es una de esas herramientas cuya adecuación a los nuevos tiempos se ha vuelto imperativa. Aunque, hoy en día, cualquier empresa con un cierto volumen dispone de un sistema de planificación de negocio y gestión de datos, la forma en la que se ha instalado y se gestiona puede no ser la más eficaz en este momento. Las implementaciones on premise de los ERP que se hicieron hace años, pueden ser un impedimento hoy a la hora de complementarlas con otras tecnologías.

Las implementaciones on premise de los ERP que se hicieron hace años pueden ser un impedimento hoy a la hora de complementarlas con otras tecnologías

Las soluciones de ERP en cloud son simple y llanamente mejores:

  • En términos de escalabilidad y crecimiento, porque aportan flexibilidad para evolucionar la solución según la hoja de ruta estratégica y permiten actualizaciones periódicas y constantes.
  • La nube permite la flexibilidad de costes que no aportaban las soluciones on premise al no estar ligadas a un hardware y un licenciamiento que es necesario amortizar y renovar.
  • Porque ofrecen una conectividad holística que les permite interrelacionarse con otras soluciones en cloud y otorgan una visibilidad en tiempo real del rendimiento global de la empresa.
  • Porque generan mayores eficiencias. A nivel operacional, por su flexibilidad para responder a los cambios en los modelos de trabajo. En materia de productividad, al asegurar mayores garantías en los tiempos de entrega, la precisión del inventario y la reducción del ciclo de ventas.
  • En términos de personal, al minimizar su implicación y minimizar la necesidad de contratar personal técnico adicional para apoyar la aplicación.
  • En materia de seguridad y fiabilidad, ya que ofrecen asistencia 24/7, copias de seguridad y restauración automáticas, así como opciones de recuperación rentables ante posibles desastres.
  • Además de que, al vivir en un entorno siempre conectado, su visibilidad y capacidad de acceso permite una mayor y mejor utilización fuera de las oficinas físicas de cada empresa.

Y las ventajas no se quedan ahí. A estas mejoras debemos sumarle las ganancias de contar con la experiencia de un partner tecnológico y de negocio que puede hacer que la implantación de un ERP en la nube sea una optimización de los procesos empresariales más allá de la modernización tecnológica.

Al implementar un ERP con un socio como Avanade, aporta más valor ya que pone a disposición de las empresas soluciones totalmente individualizadas a partir de plantillas estándar

Así, al implementar un ERP con un socio como Avanade, permite ser más eficaz y aporta más valor ya que pone a disposición de las empresas soluciones totalmente individualizadas a partir de plantillas estándar (Avanade Intelligent Enterprise Solutions), que facilitan establecer rápidamente procesos específicos adaptados a cada sector empresarial y personalizarlos.

Por otra parte, contar con un partner como Avanade, líder en servicios digitales en el ecosistema Microsoft, clientes en todos los sectores e industrias, y con más de 43.000 profesionales en 25 países, puede marcar la diferencia entre hacer un mero cambio tecnológico o entrar por la puerta grande en el nuevo mercado digital.

La migración de los ERP a la nube es un concepto que genera unanimidad de opiniones y que no pararemos de escuchar en todos los foros empresariales y tecnológicos.

Computing 803