OpiniónCloud

Cloud management platforms para el gobierno del multicloud

Por Carlos Almajano, Director de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de Deloitte.

En los últimos años estamos viendo como muchas organizaciones están iniciando o han iniciado el proceso de migración a la cloud. Según Gartner, en 2014 el 35% de las organizaciones tenían alguna carga de trabajo en la nube, mientras que en 2020 la cifra superó el 85%.  Las empresas están evaluando las plataformas cloud, tanto públicas como privadas, con el objetivo de acceder a capacidades de advanced analytics, disponer infraestructura bajo demanda altamente escalable, incrementar la automatización o tener acceso a funcionalidades diferenciadas serverless.

Carlos Almajano, Director de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de Deloitte.
Carlos Almajano, Director de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de Deloitte.

Dado que los diferentes CSPs (Cloud Service Providers) pueden ofrecer opciones de precio y capacidades únicas, la mayoría de las empresas están adoptando arquitecturas multicloud que combinan infraestructura y servicios avanzados de una o más nubes. Según un estudio de IDC, los motivos por los que las empresas optan por usar múltiples nubes son: aprovechar las capacidades únicas específicas de cada nube, respetar las preferencias de las unidades de negocio y los equipos de desarrollo y reducir el gasto en la nube. En este contexto, las organizaciones deben afrontar diferentes retos en relación a la gestión multicloud como son la gestión de costes en entornos híbridos, la automatización y orquestación, el gobierno de la nube híbrida y la automatización y soporte a desarrolladores.

La gestión de costes es un aspecto crítico en los entornos Cloud, el cual cobra mayor relevancia cuando estamos hablando de entornos híbridos. El incremento y falta de control sobre los costes, la existencia de recursos malgastados, la falta de responsabilidad o planificación son solo algunos de los principales retos a afrontar en entornos multicloud.

En 2014 el 35% de las organizaciones tenían alguna carga de trabajo en la nube, mientras que en 2020 la cifra superó el 85%

En relación a la automatización y estandarización, las organizaciones deben poner foco en incrementar la estandarización, reducir el volumen de operaciones manuales e incrementar la velocidad en la provisión de cargas de trabajo. El gobierno de la nube híbrida debe ser capaz de establecer los mecanismos de control y herramientas que den respuesta a retos como el control en la proliferación de cuentas, la prevención de accesos no autorizados o la solución a los problemas de gobierno.

Por último, respecto a la automatización y el soporte a desarrolladores, es necesario acelerar el despliegue de infraestructuras, contemplar una gran diversidad de requisitos, mejorar la productividad del equipo de IT, o la falta de gestión de los costes y optimización.

Plataformas de gestión en la nube

Las soluciones de CMP (Cloud Management Platforms) nacen para dar respuesta a buena parte de estos retos, ante la necesidad de centralizar en una única herramienta las distintas áreas de gestión Cloud de las empresas, a medida que estas van creciendo y adoptando el modelo multicloud.

El principal caso de uso en cuanto al gobierno del multicloud, tiene como objetivo la gestión de costes y la seguridad. Las organizaciones han puesto el foco en poder controlar y gestionar los costes y no ser vulnerables ante infracciones de seguridad. Las 7 principales funcionalidades que debe cubrir una solución CMP según un informe reciente publicado por Gartner son: Provisión y orquestación, Gestión de costes y optimización de recursos, Migración Cloud, Backup y Disaster Recovery, Gestión de identidades, seguridad y compliance, Monitorización, Inventario y clasificación de recursos y Habilitación del servicio

Por ello, existe una mayor presión para ir más allá de un único CSP con el objetivo de poder aprovechar las capacidades diferenciales de cada proveedor, disponer de una mayor redundancia e incrementar la agilidad. Sin embargo, no podemos obviar que en las organizaciones que usan múltiples CSPs, normalmente uno de los proveedores tiende a tener mucho más peso en cuanto a volumen de cargas de trabajo. Los casos de uso multicloud tienden a combinar ofertas de IaaS y PaaS de múltiples CSPs, creando desafíos complejos de integración y operaciones. Este mayor nivel de complejidad requiere una planificación adecuada, nuevas habilidades y una mayor madurez operativa.

 

Computing 805