NoticiasCrisis

Telefónica, Ericsson e Informática El Corte Inglés abandonan Ametic

Continúan las tensiones en Ametic, varias empresas se dan de baja de la patronal tras la presentación de la candidatura de José Manuel De Riva en la pasada junta directiva.

Ericsson, Telefónica, las filiales tecnológicas del Corte Inglés (Informática El Corte Inglés, Telecor e Investrónica) y el grupo de contenidos digitales ZED han iniciado ya el proceso para solicitar la baja en Ametic, la gran patronal de las empresas electrónicas, informáticas, de telecomunicaciones y de servicios digitales. Nokia Alcatel está también planteándose su salida de Ametic, que ejecutará en los próximos días.

Telefónica solicita su baja con efecto el 1 de enero del 2017. El pasado jueves, se celebró la junta directiva de Ametic en la que se escenificó el enfrentamiento de este sector crítico de empresas con la presidencia. Con todo, la candidatura de De Riva logró el apoyo del 78% de la junta directiva, gracias en gran parte al apoyo de las pymes.  Además, se fijaron las elecciones a la presidencia para el próximo 29 de noviembre.

Las filiales de El Corte Inglés por su parte, presentaron la carta hace un mes, y alegan, según ha podido saber computing,  que sus motivos no tienen nada que ver con la reelección del presidente, sino por una cuestión de “reorganización”.

Como ya adelantamos, las tensiones entre algunas de las empresas que conforman la patronal de Ametic y la junta directiva eran patentes, a pesar de la negativa de De Riva en el encuentro con los medios la semana pasada.

La razón de la salida de compañías como Telefónica o Ericsson de Ametic es su oposición al actual presidente, José Manuel de Riva y a su gestión. El actual presidente, que fue elegido a finales de 2012 como sustituto de Jesús Banegas, que dejaba el cargo de presidente para incorporarse a la CEOE, fue fruto de una candidatura de consenso, ya que su lista fue la única que concurrió a las elecciones y salió elegido por unanimidad.

Una empresa un voto

Las empresas se quejan de una “gestión en su punto de vista personalista”, y principalmente del sistema de voto, por el cual cada empresa dispone de un solo voto, independientemente de su cuota de aportación. Afirman querer un “presidente institucional, ya que no tiene sentido esta gestión, en la que las decisiones se toman, y luego se comunican sin un consenso previo”.

Parece que llegados a este punto, la relación con algunas de las grandes compañías se ha deteriorado de una forma, al parecer irreparable. Ahora se han llegado a plantear incluso la formación de una patronal alternativa con las empresas que se den de baja de Ametic.

Las empresas enfrentadas con la directiva son precisamente las que suponen la mayor parte de financiación de Ametic, pagan una parte importante del presupuesto, y su salida podría dañar seriamente la línea de flotación de la patronal. De Riva cuenta con numerosos apoyos en las pequeñas y medianas empresas, y justifica así su decisión de presentarse de nuevo, a pesar de que en 2012 afirmó que no estaría más de cuatro años en el cargo.

Además, de las antes mencionadas, algunas otras grandes compañías del sector, como Orange y Vodafone también se oponen a la reelección de De Riva, aunque, por el momento, no han solicitado su baja. Según fuentes del sector, hay otras empresas asociadas a Ametic que también se van a unir a esta actitud, solicitando, a su vez, la baja en la patronal de la electrónica en los próximos días o semanas.

Computing 782