Casos de éxitoDigitalización

El viaje a la nube de la Universitat Oberta de Catalunya

Enimbos, parte de Accenture, empresa experta en ámbitos multicloud, ha sido el partner tecnológico que ha acompañado a la UOC en este ambicioso proyecto de migración a la nube de Amazon Web Services.

La Universitat Oberta de Catalunya (UOC) es considerada como la mejor universidad online de Iberoamérica y una de las 150 mejores a nivel mundial. Con 80.000 graduados y un 93% de tasa de ocupación, arrancó a principios de año con Enimbos un proyecto de migración muy ambicioso. En menos de 6 meses ha conseguido migrar 600 servidores desde su CPD on premise a la nube pública de Amazon Web Services (AWS).

La migración se realizó en diferentes grupos mediante ‘lift & shift’ que variaban sensiblemente en tamaño y forma por la naturaleza de la infraestructura tecnológica de la UOC. Para definir estos grupos se realizó un análisis exhaustivo de las integraciones y dependencias entre servidores y aplicaciones y se aseguró que los servidores dependientes eran migrados a AWS en el mismo momento. De lo contrario, la latencia haría inviable una óptima operación. Los diferentes grupos de migración (formados por bloques de entre 10 y 50 servidores cada uno) fueron migrados durante el periodo lectivo; el bloque de mayor tamaño, que albergaba alrededor de 200 servidores del entorno de producción para la Gestión Académica y el Campus Virtual de la UOC, fue migrado durante el periodo estival, para asegurar un menor impacto.

Tanto por contexto temporal como por el gran volumen de servidores a migrar, ha sido un proyecto de una exigencia técnica muy elevada; pero que en ningún momento ha puesto en peligro la consecución de este. Como resultado: una infraestructura cloud segura y con gran facilidad de gestión en AWS.

Resumen del proyecto

La Covid-19 ha puesto en jaque a todos los sectores, pero especialmente al educativo, y la nube ha jugado un papel importante como facilitadora de la continuación del negocio en cualquier circunstancia.

Desde la UOC han dado el paso definitivo de migrar toda su infraestructura a la nube, principalmente para asegurar la continuidad del servicio y como palanca aceleradora para su modelo de negocio 100% online, pero además buscando eficiencias y economías de escala que permitieran incrementar su competitividad. Hay que destacar los factores clave para el buen desarrollo del proyecto, como el patrocinio del Consejo de Dirección de la Universidad, la alineación de todos los participantes desde el inicio, buena selección del partner tecnológico y disposición del equipo para asumir tanto el proyecto como su posterior gestión en la nube.

Antecedentes

En 2014, la universidad diseñó un plan estratégico de sistemas con una orientación clara al cloud y desde 2015 ha ido migrando progresivamente aplicaciones a AWS y adquiriendo nuevos sistemas de información en un modelo SaaS (Salesforce, Oracle Cloud, Google Workspace...), pero ahora ha dado el empujón definitivo subiendo el 90% de sus servicios a la nube pública.

El proyecto estuvo precedido de un exhaustivo análisis de su infraestructura y sistemas TI en formato Due Diligence por una empresa externa, que se llevó a cabo durante dos meses -a finales de 2020- y que le permitió acotar el enfoque y el business case del proyecto. A partir de este análisis, el consejo de dirección de la universidad aprobó el proyecto KINTON (nombre interno que hace referencia a la nube de Dragon Ball) como uno de los proyectos clave de la universidad para el año 2021, dotado con un presupuesto de 650.000 euros.

Desarrollo del proyecto: Objetivos

Escalabilidad: Más preparados para el crecimiento

La migración a la nube pública les permitirá ajustarse de forma más ágil y flexible al crecimiento de estudiantes que está teniendo la UOC en los últimos años, además de responder mejor y más rápido a situaciones de alta carga.

Resiliencia Operacional y Seguridad

La nube pública proporciona una contingencia nativa que les permite reducir la complejidad actual y contar con tiempos de recuperación mucho mejores, así como prestaciones de seguridad, incluso superiores a las de su CPD, muchas de ellas automáticas.

Eficiencia operativa y de costes

El pago por uso permite ajustar el coste de las infraestructuras a la necesidad real de la universidad. La transformación del CPD en la nube lleva intrínseca una simplificación y, por tanto, una eficiencia en su operación que les permitirá rebajar el coste recurrente entre 300.000 y 500.000 euros al año. Además, la universidad se ahorrará las inversiones en infraestructura previstas en los próximos 4 años, que ascendían a 1,5 millones.

Desarrollo del proyecto: Factores clave

  1. Dentro del plan de proyectos TIC 2021 ha sido un proyecto con un peso importante, por la dimensión económica y por su naturaleza, por lo cual debía tener el apoyo del propio consejo de dirección de la universidad. Ha sido un proyecto transversal dentro del área de Tecnología de la UOC con impacto en la calendarización inicial de otros proyectos, y no se hubiese podido llevar a cabo sin un compromiso global y sin una priorización en los planes de actuación.
  2. La estrategia del proyecto debía intentar minimizar los impactos en los procesos académicos y de gestión de la organización, pero era necesaria la involucración de todos los actores desde su inicio y su participación activa en algunas fases de validación. Además, mantener un plan de comunicación fue también un factor clave de la gestión del cambio interno.
  3.  En el modelo de gestión TIC de la UOC es primordial la selección del partner tecnológico que les acompañe en los proyectos clave, y en este caso ha sido también un factor primordial en el éxito del proyecto. Así mismo, la colaboración entre ambos equipos y la participación de las empresas de mantenimiento de aplicaciones han sido cruciales.
  4. El área de IT debe asegurar la capacitación del equipo tecnológico para asumir el propio proyecto y la posterior gestión en la nube. En este caso, la estrategia tecnológica establecida les ha ido capacitando progresivamente y ha conseguido consolidar el control y la gestión de costes de las infraestructuras en la nube.

Resultados

El proyecto ha sido considerado un éxito por la universidad. “Hoy, estamos dando servicio desde la nube pública de AWS y ya disponemos de una contingencia nativa que fortalece nuestra continuidad del servicio y que ha reducido nuestros anteriores niveles RTO y RPO, eliminando algunos cuellos de botella para asumir crecimiento de estudiantes”, señalan desde la UOC.

Y añaden: “Aunque todavía no hemos medido objetivamente nuestro aumento de capacidad, debe de estar en torno a un 30%. Hemos conseguido reducir el coste económico de gestión de la infraestructura alrededor del 30%, y se han ahorrado inversiones importantes en infraestructuras por valor de 1,5 millones de euros”.

Ha sido una experiencia llena de aprendizajes, esfuerzo y compromiso que no marca el fin, sino una nueva etapa del camino de la universidad que no termina con el proyecto KINTON y la migración del CPD. “Seguiremos evolucionando nuestros sistemas hacia arquitecturas SaaS y ‘Cloud native’ que nos permitan aprovechar al máximo el potencial que nos ofrecen los servicios gestionados en la nube”, concluyen desde la UOC.

Computing 809