InformesDigitalización

Uno de cada dos españoles demanda registros médicos digitales más desarrollados

Los españoles (66%) son los más dispuestos a que sus historiales médicos digitales contengan datos generados por dispositivos o aplicaciones de salud, según un estudio de Sopra Steria.

Sopra Steria Consulting ha dado a conocer su estudio sobre la digitalización de la Sanidad en Europa que ha llevado a cabo en colaboración con Ipsos. La encuesta se ha realizado en seis países europeos (Francia, el Reino Unido, Alemania, Noruega, Bélgica y España) y ha incluido a 35 expertos en salud y 1.200 europeos de más de 18 años.

Los europeos encuestados coinciden en que actualmente no hay una solución digital suficientemente desarrollada y casi la mitad de ellos no están satisfechos con los sistemas de telemedicina actuales (49%), el nivel de inteligencia artificial utilizado para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento (44%) y el intercambio de datos de salud entre diversos profesionales de la salud o entre profesionales de la salud y sus pacientes (43%). Finalmente, menos de uno de cada dos europeos (47%) y algo menos de uno de cada dos españoles (49%) creen que los registros médicos digitales no están suficientemente desarrollados.

Según la encuesta, el 45% de los españoles considera que nuestro sistema de salud se ha deteriorado en los últimos 10 años, y esta observación generalmente se comparte a nivel europeo. En este contexto, la tecnología digital ofrece nuevas oportunidades de mejora, ya que casi 8 de cada 10 europeos (77%) creen que la digitalización mejorará la calidad del sistema de salud.

Los europeos, y en mayor medida los españoles, apoyan el análisis de sus datos de salud en la medida en que les permite obtener asesoramiento, en particular sobre los posibles riesgos de interacciones medicamentosas (91%), o sobre los exámenes médicos deben realizarse según su edad y estado de salud (88%). De hecho, los españoles son los que están más inclinados que los demás a seguir las recomendaciones basadas en un análisis de sus datos de salud (85%).

La revolución de las nuevas tecnologías

Ahora que las tecnologías como la inteligencia artificial, Big Data y IoT son una realidad, las expectativas con respecto a la digitalización son muy altas en todos los países, en todas las etapas de la atención sanitaria desde la prevención (77%), monitoreo de enfermedades crónicas (74%), relevancia de los diagnósticos (73%), asistencia a las personas con pérdida de autonomía (71%), la rapidez de la atención (69%) y la calidad de los seguimientos después de la hospitalización (66%).

Los encuestados coinciden en que actualmente no hay una solución digital suficientemente desarrollada y casi la mitad de ellos no están satisfechos con los sistemas de telemedicina actuales (49%), el nivel de inteligencia artificial utilizado para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento (44%) y el intercambio de datos de salud entre diversos profesionales de la salud o entre profesionales de la salud y sus pacientes (43%). Finalmente, menos de uno de cada dos europeos (47%) y algo menos de uno de cada dos españoles (49%) creen que los registros médicos compartidos no están suficientemente desarrollados.

Los españoles son los más dispuestos a seguir las recomendaciones basadas en el análisis digital de sus datos de salud

La modernización de los sistemas de salud se está convirtiendo en una prioridad para los europeos que ven en la tecnología digital una oportunidad. Sin embargo, también es un desafío estratégico para los países que corren el riesgo de perder su soberanía ante las crecientes inversiones de los gigantes digitales y ciertas compañías farmacéuticas. Hoy en día, la mayoría de los europeos confían en los profesionales e instituciones de atención médica para ofrecerles soluciones digitales efectivas (79%) para mejorar la atención médica que reciben. Esta tendencia es ligeramente inferior en España, ya que el 75% de los españoles asegura confiar en sus profesionales e instituciones de salud.

Opinión de los expertos

Los expertos europeos señalan que la tecnología ya está disponible (AI, movilidad digital, almacenamiento y uso compartido de datos, IoT, etc.). España tiene un sistema descentralizado con puntos fuertes, pero aún insuficientemente digitalizado. Según los expertos, la regionalización de la sanidad hace que haya una disparidad de oferta sanitaria, pero la descentralización permite al mismo tiempo que se desplieguen iniciativas innovadoras a nivel local más rápidamente.

En este campo, las entrevistas con expertos por Europa muestran que no todos los países están en la misma posición. Algunos van por delante, como Estonia, donde se aplica tecnología completamente digital a la salud electrónica; Noruega, que parece ser un modelo para la salud digital; y Bélgica, que dio un gran salto hacia adelante en 2018. Por otro lado, está Francia, donde la digitalización se ha visto obstaculizada por las mentalidades y regulaciones, pero donde las cosas están cambiando; Alemania se está quedando atrás en términos de transformación digital; y Gran Bretaña, donde la digitalización del sistema de salud está bastante restringida.

Computing 786