OpiniónDigitalización

El gran reto de la transformación digital en las pymes: La evolución mediante la adaptación

“Según datos de un reciente informe de la Subdirección General de Apoyo a la Pyme, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, más del 99% del tejido empresarial español está formado por pymes.” Marco Aurelio Losas, Costumer & Channel Marketing director de Canon España

Este documento refleja que las pequeñas y medianas empresas constituyen el motor empresarial de España, por lo que su adaptación a las nuevas tendencias de mercado debe ser rápida, fluida y eficaz para poder establecer un crecimiento constante y mejorar tanto sus relaciones comerciales como su atención al cliente. La evolución del mercado empresarial pasa por la adaptación exitosa a los nuevos paradigmas empresariales.

De un tiempo a esta parte, una de las tendencias más al alza ha sido la digitalización: el uso de nuevas tecnologías para mejorar procesos y favorecer la eficiencia. Este es un proceso ya imparable que se ha producido tanto a nivel social como empresarial. En el ámbito de los negocios, la llamada ‘transformación digital’ obliga a repensar procesos y reconsiderar rutinas dentro de la empresa. La digitalización supone un cambio de mentalidad y de estrategia esencial para la evolución de las empresas y la innovación.

Las principales ventajas de la transformación digital son la simplificación y mejora de la eficacia de los procesos, la gestión integral de datos y la atención al cliente personalizado, entre otras. Este nuevo entorno digitalizado permite una flexibilidad, movilidad y transversalidad nunca antes vistas, por lo que podemos gestionar nuestro negocio cuando queramos y desde donde queramos, lo que permite maximizar resultados y minimizar esfuerzos.

No obstante, y pese a la importancia de este proceso, algunas compañías muestran cierta cautela ante la transformación digital, bien por no saber cómo integrar los nuevos procesos, por desconocer qué recorrido establecer para su correcta implantación, o por temer las disrupciones que todo cambio implica en su negocio. Pero esas posibles incomodidades iniciales (cambios de sistemas, formación de empleados, superación de resistencias internas...) son fácilmente salvables si se cuenta con el asesoramiento de un socio estratégico que ofrezca un asesoramiento integran en transformación digital. En Canon llevamos años apoyando las empresas españolas a este recorrido, ofreciendo soluciones adaptadas a cada negocio para que la evolución se haga a un ritmo adecuado y con las herramientas precisas.

La transformación digital no debe considerarse como un transición cerrada sino como un camino a recorrer acompañado y asesorado por expertos que puedan aportar valor a la empresa y conozcan en profundidad las necesidades del negocio, capaces de hace un análisis crítico de los procesos necesarios. En este sentido, la experiencia y profesionalidad de Canon facilitan el proceso y sirven como apoyo para que las pymes acometan esa transformación necesaria, una adaptación a través de la evolución que abrirá nuevas oportunidades de negocio y permitirá a las empresas ser competitivas en un entorno de mercado cambiante, y ante todo, inevitablemente digital.

Computing 795