OpiniónDigitalización

Transformación digital: cuando el cambio no es opcional

Por Eva Sánchez Caballero, Business Development Manager de Canon España.

Es innegable que la transformación digital es un proceso evolutivo de sobra conocido por las empresas. La digitalización, que hace una década podía considerarse una opción, es ahora una cuestión prioritaria que determina la competitividad e incluso la supervivencia de un negocio. Se estima que el 25% de la economía será digital en 2020, un porcentaje que sin duda aumentará exponencialmente de aquí a 2050.

La digitalización supone sin duda un cambio cultural que trae aparejados ciertos avances tecnológicos que permiten una simplificación y automatización de los procesos, acelerando el acceso a la información, facilitando la toma de decisiones y optimizando la implicación de los recursos. No obstante, no debemos perder el foco, es importante recordar que son las personas quienes hacen este proceso posible. Es imprescindible involucrar a todas las áreas de la empresa ya que se trata de una cuestión de actitud y de organización. El impulso debe realizarse desde la dirección, promoviendo el desarrollo del talento de las personas, motivándolas para que se impliquen, aportando el bienestar y reforzando el sentimiento de pertenencia, lo cual facilita el cambio. La transformación digital supone un valor añadido para la empresa, pero especialmente para las personas ya que el objetivo principal se centra en lograr simplificar y optimizar su trabajo gracias a las herramientas tecnológicas, para lo cual es muy importante el análisis de necesidades de los departamentos técnicos, que evalúan y deciden los mejores medios para lograr esos objetivos.

Un proceso evolutivo

Este proceso evolutivo es un camino que debe plantearse a corto, medio y largo plazo, de forma racional, estudiado y con criterios objetivos de medida, para sacar el máximo provecho de los beneficios que puede reportarnos y con el fin de adaptar cada paso a nuevas necesidades que pueden surgir. Por eso es fundamental contar con el asesoramiento personalizado de un experto, alguien que pueda evaluar esas necesidades y dar una respuesta acorde a estas. Este proceso ya no es opcional, es una necesidad para todas las compañías que quieran continuar sus negocios y, por supuesto, siendo referentes en su sector.

Se estima que el 25% de la economía será digital en 2020, un porcentaje que sin duda aumentará exponencialmente de aquí a 2050

En Canon ponemos nuestros más de 80 años de experiencia y un gran equipo de profesionales al servicio de todas aquellas compañías que necesiten un socio tecnológico especializado que sepa escuchar y comprender a la vez que las pueda asesorar, guiar y acompañar en todas las etapas de sus procesos de digitalización.

Por ese motivo, en Canon estamos convencidos de que el éxito se basa en modelos y metodologías de trabajo colaborativo, donde la comunicación es constante y donde se lleva a cabo una evaluación continua del estado de avance y cumplimiento de objetivos relacionados con los proyectos de transformación digital de cada uno de nuestros clientes, para así poderles ofrecer en cada momento aquellas herramientas o aquellos cambios que realmente les aporten un valor añadido real y tangible para su negocio, facilitando la gestión del cambio y logrando una verdadera diferenciación que les ayude a progresar.

Computing 785