OpiniónDigitalización

El apasionante camino que comienza en 2021

Rafael Brugnini, Director General SAP España.

Rafael Brugnini, Director General SAP España
Rafael Brugnini, Director General SAP España

La situación vivida con la pandemia de Covid-19 ha mostrado claramente las fortalezas y las debilidades de nuestro tejido empresarial en el ámbito tecnológico y, a su vez, ha supuesto una clarísima aceleración de la digitalización. En nueve meses hemos avanzado en España lo mismo que en los últimos cinco años. Hemos digitalizado la forma de trabajar, de estudiar, de comprar, de relacionarnos y de hacer negocios. Y lo hemos hecho con una agilidad y a una velocidad nunca vistas.

Sin embargo, lo mejor de esa digitalización está todavía por venir. Tras estos meses en los que se ha trabajado a marchas forzadas, llega el momento de reflexionar, de ver lo que ha funcionado y lo que no, de decidir cómo queremos seguir nuestro camino de transformación y hacerlo de una forma sosegada y meditada.

Hemos tomado conciencia de la necesidad de impulsar ese cambio y estamos definiendo cómo queremos que sea esa nueva España digital. No es admisible que la cuarta economía de la Unión Europea ocupe el undécimo lugar en el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI). Tenemos la gran oportunidad de cambiarlo. De mantener los indicadores en los que destacamos, como la conectividad, y mejorar en otros como las competencias digitales y, sobre todo, la digitalización de las pymes. Es cierto que, en servicios públicos digitales, España se sitúa por encima de la media europea, pero la realidad vivida en los últimos meses, con una AAPP prácticamente paralizada, demuestra que hay mucho que mejorar.

España digital

Para facilitar ese impulso contamos con los diferentes fondos de la UE, que han permitido al Gobierno crear el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia y España Digital 2025. De momento, en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, ya se ha incorporado una partida de 4.230 millones de euros para digitalización y telecomunicaciones, una cifra que multiplica por seis la de los presupuestos anteriores.

El Plan España Digital 2025 recoge las directrices e intenciones del Gobierno para conseguir ese propósito y consideramos que es importante que se cuente con el sector privado para incrementar la eficiencia de los programas.

Tras estos meses, llega el momento de ver lo que ha funcionado y lo que no, y de decidir cómo queremos seguir nuestro camino de transformación

Si nos centramos en las tres principales áreas de mejora, digitalización de la AAPP, de las empresas y mejora de las competencias, desde nuestro punto de vista, la Administración debería convertirse en tractor del país, porque lo que haga el Sector Público se trasladará, sin duda, al privado. En ese sentido, son tres los objetivos que debería marcarse: promover un gobierno basado en datos, situar al ciudadano en el centro para prestarle servicios personalizados y fomentar las competencias digitales entre los empleados públicos.

Para que todo esto sea posible y se pueda poner en marcha de una forma ágil se deberían reducir los trámites burocráticos de la contratación pública.

En cuanto a la transformación de las empresas, es urgente empezar por las pymes, por el peso que tienen en el tejido empresarial español y por el retraso que acumulan con respecto a las grandes empresas. Es nuevamente importante la colaboración público-privada, para hacer una labor de evangelización y mostrarles los beneficios que pueden obtener. En SAP estamos trabajando para ayudar a las pymes a avanzar en la digitalización, para que sean más competitivas, eficientes y sostenibles; se conecten con el mundo exterior a través de las redes de negocio para poder impulsar su internacionalización; y logren un crecimiento sostenido.

Por último, en el capítulo de competencias, es una cuestión tan relevante que debería trabajarse desde las primeras etapas educativas, pero teniendo en cuenta que ya existe una necesidad acuciante de profesionales capacitados digitalmente, sería recomendable impulsar programas dirigidos a mejorar la formación entre los trabajadores de hoy en día. Y por supuesto, revisar y perfeccionar la formación en las etapas superiores.

Tenemos un apasionante camino por delante para crear una nueva España, la España digital.

Computing 804