OpiniónFacturación

El punto sobre las TIC

Rufino Contreras, Redactor Jefe de Computing, habla acerca del cambio de situación de las empresas en los últimos años.

Rufino Contreras, Redactor Jefe de Computing
Rufino Contreras, Redactor Jefe de Computing

Ha llovido mucho desde que confeccionamos el primer ranking de las 100 compañías que mandan en el sector TIC y ha seguido siendo una práctica muy útil para poder medir el devenir de las entidades que están en la pomada.

Mientras preparábamos este especial, topé en Documentación con un ejemplar que incluía los datos del mercado referidos a 1992, el año de las Olimpiadas de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla. Por entonces, Jesús Rodríguez Cortezo era el director general de Electrónica y Nuevas Tecnologías, adscrito al Ministerio de Industria del Gobierno socialista de Felipe González. Aquel año se confirmaba la fuerza de los servicios informáticos que facturaban 254.354 millones de las antiguas pesetas (1.534 millones de euros), solo superados por el hardware que sumaban un volumen de negocio de 499.753 millones de pesetas, pero que iniciaban un irremediable descenso.

Por entonces se hablaba de que la crisis se podía agudizar con una disminución de los ingresos y del empleo. Permanecen por tanto algunos problemas encallados en nuestra industria, que ni siquiera con el tiempo se han podido corregir. Pero las que no permanecen son compañías que dominaban primeras plazas de la clasificación y que ahora forman parte de los caídos en combate o han terminado siendo irrelevantes en el ámbito TI. Es el caso de Digital Equipment, Siemens-Nixdorf, Olivetti, Bull, Eritel,ICL... En cambio, continúan en los puestos privilegiados otras multinacionales que han podido redefinirse y readaptar su status.

Un ejemplo ilustrativo es IBM España, que facturaba en 1992 la nada despreciable cifra de 237.369 millones de pesetas (1.430 millones de euros) y era el número uno incontestable. Veinticuatro años después registra un volumen de negocio de 1.800 y ocupa el segundo puesto, con una cartera de servicios muy cambiada, a excepción del mainframe. Fujitsu, Iecisa, Telefónica, Alcatel o Apple también siguen dando guerra, pero todos ellos se la juegan en la nueva era digital.

Computing 798