NoticiasGestión Documental

La nube impulsa los resultados de Esker

Los ingresos por ventas de Esker ascendieron a 86,9 millones de euros en 2018, un 14,2% más que en 2017.

Esker mejoró sus ventas hasta los 86,9 millones de euros en 2018, lo que representa un 14,2% más que en 2017. Estos resultados están marcados por el éxito de las soluciones de automatización de procesos documentales basados en la nube, que representan cerca de 76 millones de euros (85% de las ventas), un aumento del 20% respecto a 2017. El rendimiento de los productos tradicionales basados en licencia se ha estabilizado en 7,8 millones de euros (9% de las ventas) lo que representa solo el 4% del negocio de la compañía.

Fuerte impulso comercial

Más allá de los sólidos resultados financieros del 2018, Esker experimentó un año récord en términos de nuevos contratos. El valor mínimo garantizado para los contratos firmados en 2018 aumentó un 65% en comparación con 2017 (+ 45%). El éxito de ventas, por lo tanto, penaliza estructuralmente la rentabilidad inmediata a favor de resultados futuros. Para el año fiscal 2018, este impacto se puede estimar en 1,1 millones de euros en gastos adicionales en comparación con 2017.

Inversiones de crecimiento continuo

En 2018, la fuerza laboral de Esker aumentó un 13,5% hasta alcanzar los 580 empleados a finales de diciembre. Los departamentos de consultoría e investigación y desarrollo representaron más del 56% de las nuevas contrataciones. Esker también dedicó una parte significativa (22%) de sus inversiones en recursos humanos a las actividades de ventas y marketing. Este esfuerzo continuará a lo largo de 2019 y fortalecerá las capacidades comerciales de la compañía para los próximos años.

14% de incremento en ingresos corrientes

A pesar de las inversiones realizadas a lo largo del año y el coste de preparar el crecimiento futuro del grupo, las ganancias de Esker aumentaron un 14% para alcanzar más de 11,6 millones de euros en 2018, en comparación con los 10,1 millones de euros en 2017. Este rendimiento corresponde al objetivo estratégico de la compañía de combinar dinámicas de crecimiento y rentabilidad a corto y medio plazo.

Según indica la propia Esker, más allá del fuerte crecimiento en los ingresos operativos, la ausencia de elementos excepcionales significativos o no recurrentes, el buen desempeño de las inversiones contabilizadas utilizando el método de participación y una disminución significativa en la tasa impositiva efectiva, explican el aumento del 31% del resultado neto (8,8 millones de euros).

Tendencias para 2019

De cara a 2019, Esker prevé seguir creciendo a un ritmo de doble dígito. Esta previsión se fundamenta en la visibilidad ofrecida por los ingresos recurrentes de la compañía. Y afirma que el alto volumen de contratos firmados en 2018 impulsará el crecimiento del Grupo en 2019 y en los próximos años.

Computing 783