NoticiasI+D+i

SIA despliega la nueva red de comunicaciones de RedIRIS para universidades y centros científicos

SIA, la compañía de Indra especializada en ciberseguridad, será la encargada del despliegue del proyecto NOVA 100 que supera los 13 millones de euros. Universidades y centros científicos disfrutarán de mayor capacidad y seguridad en sus comunicaciones.

, compañía de Indra especializada en ciberseguridad, está llevando a cabo la renovación tecnológica de RedIRIS-NOVA, la red óptica de alta capacidad de RedIRIS, entidad gestionada por Red.es y adscrita a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. Dicha red proporciona servicios avanzados de comunicaciones a la comunidad científica y académica en España, integrando la seguridad en el transporte de los datos y multiplicando por diez la velocidad de sus enlaces para llevar de forma segura nuevos servicios con mayores exigencias de ancho de banda, absorbiendo así todo el tráfico de la sociedad educativa adscrita al programa de .

El proyecto, que conlleva la inversión de más de 13 millones de euros, supone el despliegue de la red mediante un sólido y minucioso plan de migración de la mano de SIA que garantiza durante el proceso la disponibilidad completa de los servicios críticos en producción, integra la seguridad en la misma e incorpora nuevos equipos de red de última generación.

RedIRIS aumenta su protección y velocidad hasta los 100 gigabits.
RedIRIS aumenta su protección y velocidad hasta los 100 gigabits.

El resultado de esta transformación es , una robusta red de alta capacidad (NREN) que permitirá poner en marcha la nueva infraestructura troncal de larga distancia que conecta universidades y centros de investigación en toda España, facilitando a educadores y científicos compartir enormes conjuntos de datos de manera segura y sacar todo el partido a las aplicaciones que requieren un gran ancho de banda.

"Nuestro nuevo sistema de transporte permite a los científicos y académicos españoles trabajar juntos en proyectos nacionales e internacionales con acceso seguro y altamente fiable a todo y con una capacidad flexible de múltiples conexiones 100 gigabits por segundo”, afirma Esther Robles, subdirectora de Redes de Comunicaciones de RedIRIS. 

Por su parte, Alejandro Díez, director de Digital Risk en SIA, apunta que “para el diseño y puesta en marcha de un proyecto de tal complejidad ha sido fundamental ir de la mano de RedIRIS, entender a la perfección sus requerimientos y contar con un equipo de profesionales con las capacidades y conocimiento necesarios para migrar a una red que cubriera las demandas presentes y futuras de los diferentes servicios”. Y añade: “el proyecto deja a RedIRIS la red preparada para transportar servicios críticos cifrados con niveles de seguridad anteriormente inalcanzables sin penalización en latencias”, además de dar respuesta a las necesidades de crecimiento progresivo del tráfico de las instituciones conectadas con una velocidad superior.

La arquitectura troncal de RedIRIS será una de las más avanzadas redes estatales de investigación y educación en Europa y a nivel mundial

La solución abierta implementada, desplegada sobre la tecnología FSP 3000 de ADVA, el socio tecnológico de SIA en esta iniciativa, ha proporcionado a RedIRIS una forma fácil de migrar de la tecnología heredada a una conectividad flexible y de alto rendimiento. Hartmut Müller-Leitloff, SVP, Sales, EMEA, ADVA, señala que “con nuestra capa óptica abierta, RedIRIS también tiene la posibilidad de hacer frente a las crecientes demandas del mañana mediante la expansión a velocidades de transmisión más altas, 100 gigabits por segundo y superiores, y esquemas de modulación más complejos”.

La nueva red troncal de RedIRIS conecta más de 80 puntos de presencia y más de 500 instituciones e incluye enlaces submarinos de largo recorrido de un solo tramo con las Islas Baleares y la ciudad de Melilla, así como conexiones con las Islas Canarias, el Instituto de Astrofísica de Canarias y sus observatorios.

Operará como una infraestructura crítica y ofrecerá servicio instantáneo en cualquier punto geográfico de la red, con procesos robustos y seguros

Cuando se completen todas las fases del despliegue, RedIRIS-NOVA100 se convertirá así en una potente herramienta de colaboración de alta calidad, seguridad y conectividad global preparada para dar un salto exponencial y poder afrontar los desafíos del futuro: smart cities, IoT, conexión de escuelas, universidades y centros de investigación, ciencia abierta en la nube, bibliotecas globales y redes privadas. Una red cognitiva, flexible e interoperable para dar soporte a la supercomputación en crecimiento y a la interconexión con otras redes europeas de educación y conocimiento. “Operará como una infraestructura crítica y ofrecerá servicio instantáneo en cualquier punto geográfico de la red, con procesos robustos y seguros”, añade Alejandro Díez.

Computing 808