Compartir infraestructuras para ahorrar costes

El sector de las telecomunicaciones está en plena evolución. Planteamientos que hace unos años parecían inviables hoy constituyen una tendencia extendida en todo el sector.

Publicado el 20 Feb 2002

La venta de activos no estratgicos como la gestin compartida de infraestructuras son dos de las grandes lneas a seguir en el futuro ms inmediato. La puesta en prctica de estas dos ideas responde al convencimiento de que ya no se considera una ventaja competitiva disponer en propiedad de una amplia red de infraestructuras, sino que lo que verdaderamente marca la diferencia entre las compaas es, y lo ser cada vez ms, el poder ofrecer nuevos servicios y que stos sean de calidad.
Entre los factores que ha propiciado este cambio de mentalidad podemos sealar los fuertes desembolsos que los operadores de telefona mvil han tenido que afrontar para conseguir nuevas licencias, los pagos asociados a la utilizacin del espectro, junto con el retraso en la disponibilidad de la tecnologa de la tercera generacin. Todos ellos son factores que se han traducido en el aumento de las necesidades de financiacin.
El modelo de comparticin de infraestructuras viene funcionando con gran xito en pases como Estados Unidos, Gran Bretaa o Alemania y se est extendiendo rpidamente por toda Europa. Nuestro pas no se queda atrs y ya ha visto aparecer los primeros operadores de infraestructuras.
Los servicios que estas compaas prestan a los operadores de telefona mvil les permiten externalizar la gestin total de sus infraestructuras. As, se encargan desde la bsqueda, la seleccin, la adecuacin del emplazamiento y su mantenimiento hasta las tareas de seguridad y la provisin de energa a los equipos electrnicos. En mercados ms avanzados sus servicios incluyen el mantenimiento de los equipos electrnicos y los servicios de transmisin asociados permitiendo que el operador de servicios telefnicos se desentienda totalmente de los emplazamientos.
Entre las ventajas que el modelo de gestin compartida aporta a los operadores de telefona mvil destaca la reduccin de la inversin y el ahorro de costes, ya que reduce los importes destinados a la construccin y el mantenimiento de las infraestructuras. Se consigue eliminar, por tanto, redundancias innecesarias en la inversin y se optimiza la utilizacin de los espacios y de los activos. Segn diversos estudios, este modelo puede suponer para el operador de telefona mvil un ahorro inmediato de hasta un 15 por ciento, pudiendo superar en la telefona de tercera generacin el 40 por ciento. Por otro lado, los operadores de telefona mvil pueden poner todos sus esfuerzos en otras reas de negocio que se han convertido en las que realmente le aportarn una mayor rentabilidad. Asimismo, aumenta la rapidez de despliegue, puesto que pueden aprovechar la infraestructura ya implantada para comenzar a ofrecer sus servicios.
La reduccin del impacto visual y medioambiental es otra de las razones por las que el sector de la telefona mvil est apostando por el modelo de comparticin. Las operadoras son sensibles a la preocupacin social que hay en torno a la proliferacin de las antenas de telefona mvil y su impacto en el medioambiente. Por ello, perciben este nuevo modelo como una posible solucin a esta demanda de la sociedad.
En definitiva, el modelo de gestin compartida de infraestructuras trata de armonizar los derechos de los ciudadanos, con la actividad de los operadores y con el cuidado del medioambiente.
Juan Gir, consejero delegado de Bucle21

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4