EncuentrosInfraestructuras

Cloud híbrida: lo mejor de cada nube

Computing celebra el evento ‘Clouds Híbridas, la evolución de la transformación empresarial’ en colaboración con Arsys, Ibérmatica e Itconic.

Asistentes al encuentro de Computing sobre cloud híbrida
Asistentes al encuentro de Computing sobre cloud híbrida

La nube híbrida se impone como el modelo de provisión tecnológica por excelencia. Este axioma ha quedado claro durante el evento ‘Clouds Híbridas, la evolución de la transformación empresarial’ que Computing ha celebrado en colaboración con Arsys, Ibermática e Itconic, y al que han acudido CIO y responsables tecnológicos de empresas como Aguirre Newman, Aviva Servicios Compartidos, BT Spain Global Services, Cofares, Farmasierra, Grupo TBWA, Hal Courier, Inversis y la Universidad Internacional de la Rioja.

Este paso hacia la madurez tiene todavía varias cuestiones que dirimir, como son la idoneidad de desplegar en la nube según qué tipo de aplicación, resolver condicionantes como la regulación, las propias políticas de seguridad de la compañía o la ubicación de los datos. La totalidad de las empresas representadas confirman su interés por la nube híbrida, un modelo que toma ‘lo mejor de cada casa’, y conjuga la flexibilidad de la cloud pública con la robustez de la cloud privada.

Un aspecto en el que se ha incidido es en las ventajas que para una pyme supone abrazar el modelo del cloud, ya que puede acceder a servicios antes exclusivos de las grandes compañías con unos costes asumibles y sin tener que realizar grandes inversiones en tecnología. Es lo que en la mesa se definió como la ‘democratización de los servicios’.

El futuro es híbrido

Los propios usuarios también están convencidos de que el futuro está en las plataformas híbridas. Los argumentos parecen definitivos. David M. Gracia Muñiz, Head of Enterprise IT Spain de BT Spain Global Services, considera que uno de ellos es la escalabilidad: “Poder crecer es fundamental para evitar la barrera inicial de inversión. Cada vez hay mayor número de soluciones de nube pública pues muchos proveedores de software nos arrastran a ese modelo. Es importante la agilidad que nos da para los nuevos proyectos”.

En este sentido, Gracia es partidario de la existencia de un portal de servicios y una red que permita integrar la parte pública con la privada, para que funcionen dos aspectos básicos como son “el rendimiento y la seguridad”. El responsable cree que el cloud es el presente y que a nivel interno, en BT, es una apuesta clara.

Más ecléctico se muestra Carlos García Hermida, director de Sistemas de Información de Aguirre Newman, para quien lo que a cloud se refiere “todo está en función de la idiosincrasia y necesidades de la organización. Cada caso es diferente. En algunas empresas, los datos resultan claves y hay reticencia a la cloud pública”. Como ejemplo están los abogados y las entidades financieras, bastante reacios a almacenar la información de sus clientes fuera de sus predios corporativos.

“Dependiendo de la compañía, se tiende más a privada o a pública.También está el factor de la inversión. No es lo mismo una gran cuenta que ha invertido en un centro de datos propio, que probablemente no va a saltar a una nube externa”, sigue con su argumentación. “En caso de que se quiera trasladar, hay que valorar los costes por metro cuadrado y meterlo todo en una ecuación. Hay que sopesar la peligrosidad de los datos frente al coste de montar un CPD propio”, concluye García Hermida.

Para leer el artículo completo acceda aKiosko BPS Computing Nº 748.

Computing 783