EncuentrosInfraestructuras

El dato en el centro de todo

El año de, ¿cómo protejo mis datos?

Commvault, compañía especiali­zada en backup empresarial, re­cuperación, archivado y la nube, organizó recientemente en Ma­drid ‘Commvault Connections Live’, un evento donde ha reunido a clientes, alianzas y expertos de sector para debatir los re­tos de la protección y de la gestión de los datos en la era de la transformación digital.

Eulalia Flo, directora general de Comm­vault para España y Portugal, fue la encargada de dar la bienvenida e inaugurar el evento. En su presentación destacó la importancia de los datos en la nueva economía digital. “La trans­formación digital pone al dato en el centro de todo. Y ese dato hay que conocerlo, protegerlo, debemos ser capaces de acceder a él cuando lo necesitemos y estar preparados ante las posi­bles amenazas que con certeza se producirán. Asimismo, debemos estar dispuestos para las analíticas, que son la nueva barrera de entrada para muchos negocios”.

La directiva hizo mención a cómo el enfo­que tradicional sobre la gestión de los datos ha cambiado. “Hasta hace unos años, los datos se encontraban centralizados en silos, lo cual en-torpecía la innovación. Ahora vemos cómo este modelo está mutando a una era en la que prima la accesibilidad y la compartición de la información, favoreciendo así la colaboración entre compañías e impulsando la competencia e innovación”. Flo también apuntó al aumento del uso de tecnología como servicio, incluyen­do backup y recuperación ante desastres, y a la necesidad de poder utilizar distintos tipos de estrategia y despliegue.

El papel de la nube y la amenaza del ransomware

Dentro de este nuevo modelo aparece la nube como catalizador. “La nube ha dejado de ser un sitio. Supone un cambio de mentalidad para las empresas, ya que establece una nueva forma de desplegar servicios y de consumir dichos ser­vicios”. En este sentido, Commvault también aportó una serie de consejos para aprovechar la inversión en cloud. Según Sandra Espinoza, ingeniera de sistemas de la compañía, “la clave está en la cloud híbrida, capaz de reducir hasta un 42% el gasto anual en infraestructuras de datos, software y cumplimiento, y un 55% en el tiempo anual de inactividad no planificado”.

Pero la nube genera también nuevas amena­zas, “el mundo de las ciberamenazas evoluciona con mucha rapidez, ya no nos podemos pre­guntar si vamos a ser víctimas de un ataque, sino cuándo vamos a serlo y de qué forma y con qué herramientas nos vamos a proteger cuando esto suceda”, comentó Flo. Es por esto por lo que se insiste en la necesidad no solo de prevenir los ataques, “sino de ser capaces de res­ponder ante ellos de una forma rápida y con el menor daño posible a nuestra infraestructura”.

La directiva indicaba que falta conciencia­ción sobre la importancia de los datos. “A nivel personal cedemos nuestros datos a compañías sin conocer qué usos les darán”. Este trans­vase de información supone también que las amenazas y riesgos son mayores, puesto que los usuarios con destrezas digitales básicas son más propensos a dejar ventanas abiertas para que los delincuentes accedan a sus datos sin mucha dificultad.

Cada vez tenemos menos control sobre la información que se maneja, y eso se ve refleja­do en el incremento de ataques en los últimos años”, exponía Ivan Abad, director técnico de la compañía.“La única solución es la detección temprana de amenazas y la protección de la información. Esto incluye monitorización de cambios en el sistema para detectar ransomwa­re, protección del dato en entorno de usuario y autoservicio en la recuperación”.

Si quiere seguir leyendo, acceda aqui al artículo completo.

Computing 793