NoticiasInfraestructuras

Cisco colabora en la limpieza de playas españolas

Más de 100 voluntarios de Cisco España y sus partners participan en la tercera edición del proyecto 1m2 por las playas y los mares de LIBERA, iniciativa de SEO/BirdLife y Ecoembes.

Mark Patterson y Andreu Vilamitjana (en el centro), junto a otros voluntarios de Cisco y de sus partners
Mark Patterson y Andreu Vilamitjana (en el centro), junto a otros voluntarios de Cisco y de sus partners

8 millones de toneladas de plástico terminan en los mares y océanos cada año, con un impacto enormemente perjudicial sobre las especies marinas, el medio ambiente y los seres humanos. Y es que cada minuto se compran 1 millón de botellas de plástico en todo el mundo, y casi el 70% van a parar al medio ambiente.

Más de 100 voluntarios de Cisco y de sus partners colaboran este año con la campaña de ciencia ciudadana 1m2 por las playas y los mares, creando puntos de recogida en la playa de Castelldefels (Barcelona) el 3 de octubre y en la playa El Saler (Valencia, 5 de octubre).

En su tercera edición anual, esta campaña del proyecto LIBERA -iniciativa conjunta de SEO/BirdLife y Ecoembes- reúne a miles de voluntarios en 227 puntos de toda España para recoger, clasificar y analizar los residuos encontrados en nuestras playas, con el fin de plantear estrategias de prevención más eficientes frente a esta contaminación.

Según los datos de ediciones anteriores y del Ministerio de Transición Ecológica, la mayoría de residuos encontrados en playas, superficie y fondos marinos (entre el 70 y el 80%) son materiales plásticos, siendo los micro-plásticos los más contaminantes y peligrosos, junto a las colillas de cigarro a pie de costa.

Compromiso con nuestro planeta

En Cisco creemos que la sostenibilidad medioambiental es crítica para las economías y para todos los ciudadanos. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, preservar la biodiversidad y los recursos naturales y diseñar nuestros productos para minimizar el desperdicio son acciones clave de la compañía.

Cisco ocupa la segunda posición en el ranking mundial de las 100 empresas más sostenibles del índice Barron, siendo la mejor empresa tecnológica por segundo año consecutivo. Uno de los pilares es nuestro compromiso por reducir el uso de plástico virgen en un 20% para 2025, quitándolo de los productos y aumentando el uso de plástico reciclado.

También incrementamos significativamente el uso de energía renovable para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En nuestro último año fiscal, representó más del 80% de nuestro consumo eléctrico a escala global. Hemos eliminado 1 millón de toneladas de gases de efecto invernadero de nuestra cadena de suministro, y estamos comprometidos con la economía circular reciclando los productos en desuso.

Mark Patterson, Vicepresidente Senior y Jefe del Gabinete del Presidente y CEO en Cisco, ha participado en el punto de recogida de Castelldefels. “En Cisco queremos hacer del pensamiento sostenible una obligación de empresa. Usando la economía circular, estamos cambiando la forma en que hacemos negocios, reduciendo la huella de carbono con diversas iniciativas incluyendo cómo usar y reutilizar el plástico”, destaca Patterson.

 

Iniciativas en España

A través del grupo Cisco Citizen -liderado y coordinado por trabajadores de Cisco España-, los voluntarios de la compañía participan en cerca de 20 proyectos anuales de Responsabilidad Social Corporativa en España, incluyendo reciclaje, ayuda básica y tecnológica, inclusión digital de mayores, discapacitados y personas desfavorecidas o formación de jóvenes en las TIC (NetAcad, Programa Escuela o Girls ITC Day, entre otros).

Como destaca Andreu Vilamitjana, Director General de Cisco España, “la conciencia eco-responsable ya no es una actitud empresarial, sino un imperativo que demandan los propios empleados y la sociedad. En Cisco, este compromiso se extiende desde la dirección hasta los más de 74.000 empleados en todo el mundo, además de nuestro ecosistema de más de 60.000 partners concienciados con el medio ambiente y los grandes retos sociales”.

Computing 784