NoticiasInfraestructuras

Berners-Lee crea un contrato para evitar el abuso de los gigantes de la Web

Sir Tim Berners-Lee, el creador de la WWW, ha lanzado Contrato para la Web (Contract for Web), destinado a controlar el comportamiento de los gigantes de Internet, como Google y Facebook, y el de los gobiernos.

Sir Tim Berners-Lee.
Sir Tim Berners-Lee.

El contrato se describe a sí mismo como "un plan de acción global para hacer que nuestro mundo sea seguro y capacitador para todos". Agrega que si bien ha cambiado el mundo para siempre y ha mejorado la vida de miles de millones... la web tiene demasiados costes inaceptables.

La Agencia cuenta con el apoyo de más de 150 organizaciones, incluidas Google, Facebook, GitHub, Reddit y DuckDuckGo. El contrato contiene un total de nueve principios: tres objetivos para los gobiernos, tres para empresas y tres para particulares.

Para los gobiernos, el Principio 1 es "garantizar que todos puedan estar conectados a Internet", con acceso al menos al 90 por ciento de los ciudadanos para 2030 y asegurar que las "poblaciones sistemáticamente excluidas" puedan obtener un "acceso significativo a Internet".
El Principio 2 es "mantener todo Internet disponible, todo el tiempo"; podría considerarse una indirecta de Tim Berners-Lee a países como China o Cuba..

El contrato contiene un total de nueve principios: tres objetivos para los gobiernos, tres para empresas y tres para particulares

Mientras tanto, el Principio 3 trata de respetar y proteger los derechos fundamentales y los derechos de privacidad de las personas, como "minimizar su propia recopilación de datos".

Los principios 4, 5 y 6 se refieren a las empresas, obligándolas a proporcionar acceso a Internet asequible para todos. En particular, la elaboración de políticas que "aborden las necesidades de los grupos sistemáticamente excluidos" y brinden un servicio de mejor calidad. También tienen la tarea, en virtud del Principio 5, con respecto a la protección de la privacidad y los datos personales de las personas.

Mientras tanto, el Principio 6 requiere que las compañías "desarrollen tecnologías que respalden lo mejor del mundo y desafíen lo peor", por ejemplo, "invirtiendo y apoyando los bienes comunes digitales". Esto incluye promover la interoperabilidad y los estándares abiertos, y maximizar la accesibilidad.

El Principio 7 requiere una comprensión de cómo participar en la configuración de la web, construir comunidades fuertes que respeten el discurso civil y la dignidad humana, según el Principio 8, y luchar por la web, de modo que debe "permanecer abierto y un recurso público global para personas en todas partes, ahora y en el futuro".
 

Computing 786