NoticiasInfraestructuras

Por la utilización responsable de Internet

El segundo martes de febrero la Comisión Europea celebra el Día de Internet seguro. En este sentido, Eset, Panda y Sophos comentan aspectos a tener en cuenta en este día.

Como cada segundo martes de febrero se celebra el Día de Internet Seguro, una jornada promovida por la Comisión Europea con el fin de concienciar a los ciudadanos y organizaciones sobre los riesgos de las ciberamenazas y la importancia de las medidas preventivas para una navegación y conectividad sin incidentes. Internet es muy útil en nuestro día a día siempre que hagamos un uso coherente, adecuado y, sobre todo seguro; por ello, es imprescindible que enseñemos a los más jóvenes a disfrutar de él de forma respetuosa, crítica y creativa.

Con motivo de esta jornada, Juan Santamaría, CEO de Panda Security, comenta: “El Día de Internet Segura nació a partir del proyecto de la Unión Europea Safeborders, con el fin de concienciar sobre los riesgos de las ciberamenazas y otras cuestiones online conflictivas para la sociedad. En este sentido, desde Panda Security llevamos 30 años acompañando a millones de usuarios y empresas para que su trabajo y experiencias en la Red transiten sin ningún tipo de incidentes. Desde nuestros primeros comienzos con software antivirus, hasta nuestros últimos desarrollos en tecnologías avanzadas y para la prevención del cibercrimen, siempre hemos estado y estaremos a su lado para una navegación y conectividad lo más segura posible”.

El Día de Internet Segura nació a partir del proyecto de la Unión Europea Safeborders

Por su parte, desde Eset, la mayor empresa de ciberseguridad de la Unión Europea, siempre se ha promovido una utilización responsable de Internet, especialmente entre aquellos que se encuentran más cerca de la infancia. Por ello, desde la compañía se recomienda a los padres convertirse en modelos digitales utilizando la Red de forma segura y promoviendo el diálogo abierto con sus hijos para evitar situaciones o conductas sospechosas; y a los profesores ofrecer ejemplos de comportamiento positivo y dotar de herramientas de alfabetización digital a sus alumnos para que puedan desarrollar sus conocimientos de manera crítica.

Si a nuestros hijos ya les hemos entregado algún dispositivo con conexión a Internet, es importante que revisemos algunos puntos clave para evitar problemas en el futuro”, afirma Josep Albors, responsable de concienciación e investigación en Eset.Además de tener una conversación con ellos para asegurarnos de que hacen un uso responsable de estos dispositivos, también debemos garantizar que se encuentran debidamente configurados y que cuentan con las herramientas necesarias para garantizar un mínimo de seguridad”.

Eset aconseja revisar al menos tres puntos básicos cuando los más jóvenes se conectan a Internet: la ejecución de cierto tipo de aplicaciones, el tiempo que se pasan utilizándolas y el análisis de aquellas que se instalen en el dispositivo.

4 medidas básicas para ciberproteger a los más pequeños

Según los últimos datos publicados por Unicef para España, entre el 65% y 85% de los niños hacen uso de Internet, y el 58% de los niños entre 9 y 16 años utiliza internet todos los días. Estos datos pueden resultar alarmantes si no se supervisa la actividad de los menores en Internet y se protege su privacidad, ya que existen muchas ciberamenazas de las que pueden ser víctimas, desde sufrir ciberataques de ransomware o malware, o ataques de phishing para hacerse con información privada, hasta casos de ciber-bullying o sextorsión.

A pesar de estas amenazas, el acceso a Internet de los niños se produce cada vez más temprano por lo que la concienciación tanto de menores como de adultos resulta fundamental. Sophos recomienda unas medidas básicas de prevención para poder aprovechar todas las posibilidades del actual mundo hiperconectado:

1. Activar el control parental en los dispositivos. Una de las primeras acciones de prevención que se pueden llevar a cabo es controlar el contenido al que pueden acceder los menores en internet. Gracias a soluciones de filtrado web parental, se puede seleccionar de forma sencilla las categorías de filtrado para bloquear contenido para adultos, inapropiado o sitios web potencialmente peligrosos.

2. No hagas en Internet lo que no harías fuera. Educar a los menores en buenas prácticas en internet y en sentido común es igual de importante en el mundo digital como en el mundo real. Revisar la configuración de visibilidad de las redes sociales, no aceptar invitaciones de desconocidos, no publicar nada en Internet que no queramos que vea todo el mundo o no facilitar datos personales son algunas de las buenas prácticas básicas en Internet, así como no navegar en sitios web sospechosos o perseguir ofertas que de entrada parecen irreales, ya que suelen serlo.

3. No ignores las actualizaciones. Muchas veces evitamos actualizar diferentes aplicaciones por el tiempo que conlleva o por no sufrir cambios en el uso habitual, pero ignoramos que las actualizaciones también incluyen parches de seguridad para evitar que todos los datos personales acumulados sean hackeados. Estas actualizaciones permiten garantizar que los menores utilizan sistemas operativos y apps seguras y que no están exponiéndose a sufrir un ataque mientras se mueven por Internet.

4. Antivirus para el móvil siempre. Al igual que ya está consolidada la conciencia de contar con un antivirus para los ordenadores, esta concienciación debe extenderse también a los actuales ordenadores de bolsillo que son nuestros smartphones. Los teléfonos móviles están sustituyendo en capacidad y funciones a los ordenadores y cada vez los usamos para más cosas, además continúa disminuyendo la edad a la que los niños tienen su primer móvil. Por eso es fundamental contar con un software de seguridad que proteja los accesos y la información que almacenan los dispositivos, además que estar al tanto de las alertas que el antivirus envié cuando detecte sitios sospechosos.

Computing 788