NoticiasInfraestructuras

La Agencia Tributaria se vuelca en la inteligencia artificial

Apuesta por el software de inteligencia artificial de AT Language Solutions para la traducción automática revisada de hasta 500 aplicaciones web, un proyecto con una inversión de más de 230.000 euros y un período de implementación de hasta dos años.

El pasado mes de octubre se resolvió la licitación por la que AT Language Solutions, empresa con más de 20 años de experiencia en desarrollo de software específico para traducir, se adjudicó la traducción automática a las lenguas cooficiales y al inglés de las páginas y aplicaciones de la Sede Electrónica de la AEAT (publicado en el BOE B-2019-42088 de 7 de octubre de 2019). 

En total, el proyecto contempla la traducción de entre 300 y 500 aplicaciones web de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. Se estima la traducción de 3.600.000 palabras, 900.000 en cada idioma (catalán, gallego, valenciano e inglés). 

E proyecto contempla la traducción de entre 300 y 500 aplicaciones web de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria

La fase de implantación que ha finalizado recientemente ha supuesto la instalación de una plataforma proxy, es decir, servidores que detectan contenido nuevo al momento y lo sirven traducido casi instantáneamente gracias a motores de traducción automática con inteligencia artificial (machine translation). Estas traducciones se revisan después por traductores profesionales para refinarlas, de forma que el resultado que vea el contribuyente se muestre en un lenguaje natural. 

Uno de los puntos clave del proyecto y uno de los factores determinantes en la licitación de AT Language Solutions como proveedor era garantizar la seguridad de la información, el mantenimiento de los protocolos de cifrado y las capas de comunicación. La plataforma de AT se ha instalado en los servidores locales de AEAT, por lo que la información nunca sale del circuito, y cumple con todos los estándares de seguridad. Otros aspectos con peso en la resolución final fueron la capacidad de AT de guardar y aprovechar las memorias de traducción y la eficiencia y rapidez en el proceso de traducción que ello conlleva. 

El proyecto, que representará una inversión de 233.551,50 euros, tuvo su primer hito en enero de 2020, cuando se empezaron a mostrar aplicaciones traducidas. Esta fase de implantación puede durar hasta dos años, aunque AT tiene extensa experiencia en proyectos similares y confía en haber desplegado todas las aplicaciones ya traducidas en un período de 6 a 8 meses y usar el tiempo restante para hacer los ajustes pertinentes. Una vez desplegadas, las aplicaciones serán accesibles para el contribuyente, que podrá completar todos sus trámites en la lengua elegida en el tercer trimestre de 2021. 

Computing 788