NoticiasInfraestructuras

Orizon lanzará en 2022 el primer estándar de eficiencia del software del mercado

Según la compañía española, la demanda de un estándar de este tipo moverá en torno a 300 millones de euros en nuestro país y que llegará a los 12.000 millones de euros a escala global en un período de cuatro años.

Ángel Pineda, CEO de Orizon.
Ángel Pineda, CEO de Orizon.

La tecnológica alicantina Orizon lanzará al mercado en 2022 el primer estándar del mercado aplicable a cualquier tipo de organización con una infraestructura tecnológica compleja, capaz de garantizar la eficiencia del comportamiento de su software, tanto desde el punto de vista de costes como de funcionalidad para el negocio. La compañía desarrollará este nuevo estándar a partir de su tecnología propia BOA, empleado, sobre todo, en el sector bancario y asegurador. “En ocasiones, los servicios se convierten en el talón de Aquiles de la Banca. Desde Orizon les ayudamos a optimizar los tiempos de mejora y accesibilidad”, dice Ángel Pineda, CEO de Orizon. La empresa también opera en este mismo entorno en Brasil, Perú y Colombia.

Orizon prevé obtener una facturación por encima de los siete y los 10 millones de euros en 2022 y 2023, respectivamente

Según estima la empresa, la demanda de un estándar de este tipo crecerá exponencialmente debido a que el rendimiento de la tecnología sigue siendo un grave problema para el tejido empresarial. De hecho, Orizon calcula que este mercado moverá en torno a 300 millones de euros en nuestro país y que llegará a los 12.000 millones de euros a escala globa en un periodo de cuatro años, ya que su aplicación permite reducir, según datos reales, hasta un 40% los costes de las infraestructuras y las aplicaciones tecnológicas de las empresas y por encima del 25% los consumos y tiempos de respuesta de las aplicaciones directamente ligadas al negocio. “Actualmente, existe tanta libertad para elegir arquitectura TI que lo más normal es que las compañías fallen en alguna combinación. Por eso es importante crear un estándar que impulse el rendimiento tecnológico. De momento, el nuestro es el único a nivel internacional, ojalá se creen más”, cuenta Pineda.

Según la empresa, este nuevo estándar tiene un carácter altamente innovador ya que, de manera resumida, permite a cualquier organización, no sólo detectar qué problemas tienen sus infraestructuras tecnológicas y herramientas clásicas de la monitorización, sino cómo afectan al negocio y cómo solucionarlos y optimizarlos para evitar que se repitan.

La tecnología BOA de Orizon, en la que la compañía ya ha invertido más de 2,5 millones de euros y más de dos millones de horas de desarrollo, también ha recibido el respaldo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para su evolución y el desarrollo de un prototipo completo de este nuevo estándar de rendimiento, por su carácter innovador. “También estamos apostando por el desarrollo de inteligencia artificial y un data lakes”.

Ampliación de capital

Con la finalidad de afrontar esta nueva etapa Orizon ha diseñado un plan estratégico de negocio que incluye una ampliación de capital que la empresa analiza en estos momentos. La nueva etapa está fundamentada en tres pilares: mantenimiento de su labor de I+D en torno a la evolución de su plataforma BOA, la comercialización de su solución en modo SaaS a través de plataformas como Amazon Web Services o Microsoft Azure y el acceso al mercado europeo.

La compañía, que ha triplicado su facturación durante la pandemia, alcanzará los 3,5 millones de euros de facturación en su ejercicio de 2021, un 13% por encima de sus previsiones iniciales, y mantiene su plan de negocio cuatrienal, definido en 2019 y que pasa por obtener una facturación por encima de los siete y los 10 millones de euros en 2022 y 2023, respectivamente. Sin embargo, y dependiendo de los plazos de ejecución la compañía no descarta una revisión al alza de estas cifras. En este sentido, y según Pineda “preferimos ser conservadores en cuanto a nuestras previsiones, pero no descartamos una fuerte aceleración del negocio si todo sale según lo previsto y superar los 100 millones de euros de facturación con un equipo humano de 400 profesionales en el plazo de cinco años”.

 

Computing 809