Objetivo integrar la cadena de suministro (SCM),

Después de la implantación masiva de proyectos de e-commerce dirigidos hacia el cliente, la realidad de unos presupuestos ajustados y los nuevos objetivos hacen que los analistas auguren la llegada de una segunda generación de proyectos de e-business.

Publicado el 18 Sep 2002

Es ms, la asuncin de estrategias globales permitir un mayor protagonismo del e-business en la poltica empresarial, de las que ms de un 60 por ciento segn EDS ya lo consideran un componente fundamental. Incluso, un 49 por ciento de las corporaciones europeas y un 39 de las espaolas aseguran que incrementarn sus presupuestos dedicados al e-commerce a lo largo de los prximos aos. De esta forma, en palabras de Hilario Mata, responsable de Negocio Solutions Consulting de EDS Espaa, la nueva etapa que afronta el e-business se caracteriza por el cambio de significado de la letra inicial que le da sentido ya no es la e de electrnico sino de empresa.
A pesar de un mayor predominio de las iniciativas de B2B sobre B2C, la utilizacin de Internet como medio de acercamiento y atencin al cliente -principalmente a travs de la implantacin de soluciones CRM-, si bien continuar siendo una prioridad para muchas empresas en sus planes de e-business perder terreno frente a demandas como el recorte de los procesos operativos, el despliegue de soluciones de e-procurement o la implantacin de herramientas que permitan integrar y llevar a cabo la gestin de la cadena de suministro (SCM) que ganarn protagonismo en el ao 2003.
El aumento del papel que han de jugar las soluciones de SCM/e-procurement se traducir en que, mientras en otras reas se seguir invirtiendo a unos niveles de crecimiento similares a aos anteriores e incluso se reducir, en este tipo de iniciativas incluso se doblar a nivel europeo y se triplicar el nmero de empresas espaolas que prevn destinar parte de sus presupuestos a mejorar o desarrollar la integracin y gestin de la cadena de suministro.
Adems, el proceso, encabezado lgicamente por las grandes empresas, servir para que muchos medianos y pequeos proveedores de las corporaciones se sumen a los sistemas de comercio electrnico y mercados virtuales B2B. De esta forma, muchas empresas completarn el ciclo de la cadena de negocio despus de que, en aos anteriores, se pusiera especial atencin a integrar a los partners de distribucin y ventas.
Para los analistas la tendencia tambin conducir a las grandes empresas a decantarse por mercados pblicos (e-marketplaces) o privados segn la operacin o producto de que se trate.

Tras tres aos en que los proyectos de e-business han atravesado un periodo de inmadurez impulsado por la bonanza econmica del boomde Internet y el motivo especulativo basado en brindar valor al accionista, la crisis de las puntocom y la ralentizacin han empujado al e-commerce a encarar una nueva etapa donde las reglas del juego han sufrido una renovacin ms que notable.
Si en un primer momento las empresas montaron sus proyectos de e-business de forma apresurada con el argumento de no quedarse fuera de un mercado cuya exclusin significaba poco menos que la desaparicin de la compaa, la madurez ganada a pulso de quiebra y de fracaso de multitud de proyectos de e-business ha dado como resultado un mayor enfoque hacia iniciativas ms realistas en las que la justificacin de la inversin y la garanta de una rentabilidad se ha convertido en una constante.
Ahora, con muchos proyectos, que al menos en una primera fase estn llegando a su fin, el objetivo de los responsables pasa por la integracin de las distintas herramientas implantadas en las diferentes reas corporativas. Lgico, si se tiene en cuenta en aos atrs la visin del e-business fue en muchas ocasiones departamental y ahora el objetivo es aunarlas para dar sentido a un e-business global. De hecho, uno de los nuevos requisitos empresariales en la nueva etapa es apostar por la gestin estratgica global en el desarrollo de los proyectos de e-business, buscando evitar posibles prdidas en la inversin. Atendiendo a un estudio realizado por EDS, Espaa es uno de los pases que mejor parece haber asumido este mensaje y se sita a la cabeza de Europa -el tercero tras Noruega y Finlandia y el primero del sur de Europa- en asumir esta tendencia ya que el 63 por ciento de sus empresas inmersas en procesos de e-business reconocen buscar un mtodo estratgico global.

Otro de los giros que est tomando el e-business se centra en dar ms prioridad a las herramientas de business intelligence, cuya implantacin en traduce en beneficios tanto en reduccin de costes como en la mejora de las relaciones con el cliente. Segn la consultora A.T. Kearney/Line56, un 54 por ciento de las corporaciones incrementar su inversin en este tipo de herramientas, mientras que un 51 por ciento prev hacerlo en la gestin de contenidos o catlogos, una herramienta que debido al peso ganado por los e-marketplaces y el e-procurement est atrayendo la atencin de los responsables de comercio electrnico a marchas forzadas.
De cara a las empresas ms avanzadas en e-business, normalmente los sectores financieros y de telecomunicaciones, afrontar estrategias de acceso multicanal se convertir en una prioridad fundamental intentando aunar entornos como Internet, dispositivos mviles, call centers, portales de voz, etc.
En un mbito interno, otra de las opciones favoritas ser el e-learning, con programas de formacin on line que permiten a las grandes empresas, principalmente a aqullas en las que la cualificacin de sus empleados juega un papel fundamental en el valor de la compaa, conseguir ms que probados ahorros de costes en este tipo de procesos.
Por otro lado, en un contexto en el que para muchas empresas se hace difcil establecer una estrategia de e-business, disponer de unos partners de plena confianza se convertir en una de las demandas ms socorridas. Por eso, la tendencia creciente hacia la externalizacin de servicios de e-business ganar enteros entre las grandes empresas como consecuencia tanto de la reduccin de costes como por la escasez de conocimientos existente en las empresas que, ante la rpida evolucin tecnolgica y los vaivenes del e-business, han optado por confiar en los especialistas.
Adems, la amplia diversidad de soluciones y proveedores ya disponibles en el mercado para cubrir determinadas demandas (plataformas de e-commerce, e-procurement, bases de datos, CRM, gestin, etc.) potenciar el papel de los partners como consejeros a la hora de decantarse por las herramientas ms adecuadas para los clientes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3