OpiniónInfraestructuras

Red Hat Enterprise Linux acelera las supercomputadoras más rápidas del mundo

Yan Fisher, global product marketing manager, Technical Computing de Red Hat.

Batir records en una prueba de rendimiento para ordenadores no es nada nuevo para Red Hat. Hemos demostrado repetidamente que Red Hat Enterprise Linux puede romper moldes cuando se trata de los estándares de la informática. En este caso, nos complace extender estos logros al mundo de la supercomputación, con Red Hat Enterprise Linux impulsando dos de las tres mejores supercomputadoras del mundo, según la lista Top500, en la cual Linux gobierna a la totalidad de estas 500 supercomputadoras, que están consideras las más rápidas del mundo.

Ambos equipos fueron diseñados como parte de la iniciativa CORAL del Departamento de Energía (DOE) para ser utilizados en las aplicaciones más exigentes de modelado y simulación de seguridad científica y nacional, y para posibilitar el liderazgo de los EEUU en informática.

Summit se encuentra en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL) del Departamento de Energía
Summit se encuentra en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL) del Departamento de Energía

Summit, presentada a principios de junio, se encuentra en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL) del Departamento de Energía y es ya la supercomputadora más rápida del mundo. Construida con arquitectura por bloques, Summit tiene procesadores IBM POWER9, una unidad de procesamiento gráfico (GPU) NVIDIA Volta V100 y un Infiniband Mellanox. Red Hat Enterprise Linux hace que la potencia bruta de la supercomputadora más rápida del mundo esté disponible para investigadores y usuarios finales a través de un sistema operativo de interfaz común. Combinando inteligencia artificial y capacidades de machine learning, Summit está diseñada para impulsar una variedad de aplicaciones científicas, desde la investigación del cáncer hasta la astrofísica. La supercomputadora más rápida del mundo también es una de las más eficientes en consumo de energía. Gracias a Green500, que realiza un seguimiento del uso de la energía para las supercomputadoras Top500, Summit se encuentra entre las diez primeras del ranking a nivel mundial.

Combinando inteligencia artificial y capacidades de machine learning, Summit está diseñada para impulsar una variedad de aplicaciones científicas

Sierra todavía se está configurando en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL) y ya es registrado como el tercer ordenador más rápido del mundo. Programado para ser usado en agosto de 2018, Sierra está diseñado para apoyar a la Administración Nacional de Seguridad Nuclear, así como a dos laboratorios más, Los Alamos y Sandia, y ofrece amplias capacidades en machine learning, modelado de alta resolución y simulación. Al igual que Summit, el diseño de esta supercomputadora se basa en una construcción similar por bloques con la plataforma empresarial líder mundial Linux, que actúa como interfaz común para gestionar nodos construidos a partir de las tecnologías de IBM, NVIDIA y Mellanox.

En colaboración con nuestros socios, estamos ayudando a remodelar la próxima generación de supercomputadoras para que sean más abiertas y respalden el avance científico gracias a su nivel de estabilidad y soporte requerido para ejecutar cargas de trabajo en situaciones críticas. Además, todos estos equipos están construidos con componentes a escala de hardware y software de nivel empresarial, lo que proporciona una demostración de cómo el centro de datos del futuro puede evolucionar para admitir la informática avanzada fuera de la investigación científica.

Computing 788