OpiniónInfraestructuras

Cómo aprovechar todo el potencial del disaster recovery en entornos multinube

Por Iván Abad, director técnico de Commvault.

A medida que las organizaciones envían más y más datos a la nube y adoptan estrategias multinube con soluciones y servicios de una amplia gama de proveedores, el reto de gestionar estos entornos de forma efectiva aumenta. En particular, la recuperación ante desastres (DR) debe ser considerada cuidadosamente. Aunque la multinube ofrece niveles de flexibilidad sin precedentes para el DR, también tiene el potencial de aumentar enormemente la complejidad. Las organizaciones necesitan planificar su estrategia cuidadosamente y asociarse con un proveedor que pueda ayudar a automatizar los flujos de trabajo y ofrecer la velocidad, la agilidad y la granularidad necesarias para la recuperación ante desastres en entornos multinube.

De acuerdo con una encuesta realizada por Commvault, muchas organizaciones (33,6%) tienen múltiples capas de objetivos de tiempo de recuperación (RTOs). La mayoría de los encuestados (36,4%)  preferiría tener un tiempo de recuperación inferior a 4 horas. Sin embargo, en realidad, los procesos de recuperación rara vez se desarrollan sin problemas después de un desastre real. Para conseguir unos RTO tan ambiciosos, una solución de DR debe proporcionar numerosas funciones automatizadas.

Muchas organizaciones (37,5%) también tienen varios niveles de Objetivos de Puntos de Recuperación (OPR), lo que refleja que es importante realizar copias de seguridad y replicar con frecuencia, ya que las empresas simplemente no pueden permitirse la pérdida de datos. La flexibilidad es esencial para cumplir estos objetivos RTO y OPR cada vez más estrictos, lo que garantiza que se pueda recuperar lo que se necesita, dónde se necesita y cuándo se necesita.

En un entorno multinube, las organizaciones pueden aprovechar la capacidad de hacer backup y replicar datos entre cualquier número de proveedores de nube diferentes. El uso de múltiples nubes para la protección de datos también significa que se puede evitar "poner todos los huevos en una cesta" por así decirlo. Esto da a la organización la capacidad de hacer copias de seguridad de una nube a otra, entre nubes, a través de las nubes o dentro de las nubes. El DR multi-cloud es, por lo tanto, increíblemente flexible. En el entorno empresarial actual, en el que los datos son un activo crítico, esta flexibilidad se ha convertido en algo esencial para cumplir las cada vez más estrictas normas de cumplimiento de datos, luchar contra el ransomware y mantener la continuidad del negocio.

Sin embargo, es la naturaleza misma de esta flexibilidad la que puede hacer que la recuperación ante desastres en entornos multinube sea difícil de gestionar. Sin una gestión eficaz de los datos, este escenario podría llegar a ser terriblemente complejo. Muchas empresas se ven abrumadas cuando se trata de usar múltiples nubes y no tienen una idea clara de cómo recuperar los datos. Desafortunadamente, esto sólo se hace evidente cuando algo sale mal.

También es importante tener en cuenta que la recuperación de datos no se usa sólo a la hora de abordar un "desastre". Desde archivos perdidos o eliminados accidentalmente hasta ransomware, desastres naturales e incluso amenazas internas, hay muchas cosas que pueden amenazar datos. Las organizaciones necesitan una recuperación granular hasta el punto de que un solo archivo se pueda recuperar rápidamente y de forma aislada sin necesidad de recuperar un sistema completo o una máquina virtual.

Ciertos elementos como la automatización basada en políticas, la Inteligencia Artificial (IA) y otras herramientas que vigilan cualquier anomalía en la infraestructura de datos se convierten en elementos críticos para el éxito de un plan de DR multinube. Esto es así en todos los niveles de recuperación de datos, desde la pérdida de archivos hasta la recuperación del sistema y la recuperación total en caso de desastre, ya que la tecnología y los procesos subyacentes necesarios son coherentes.

La recuperación en entornos multinube debe comenzar con el objetivo empresarial en mente. Hay que enfocarla en la estrategia en torno a los datos, incluyendo dónde se guardan, quién tiene acceso a ellos, qué dependencias existen a su alrededor y cómo se deben proteger. No se trata sólo de una solución o una pieza de software, aunque sea un componente crítico para hacerlo bien. Las empresas necesitan un socio tecnológico que entienda la naturaleza de los datos de su negocio y lo que puede salir mal. También para implementar una solución que permita a la empresa aprovechar la recuperación de datos omnidireccionales, desde la nube, a la nube, en la nube, a través de la nube y entre regiones de la nube.

Computing 791