OpiniónInfraestructuras

2020: arranca la década de la interconexión

Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España.

Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España
Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España

2020 ya está aquí! Un año que, además de ser una cifra redonda y el prólogo de una nueva década, también viene con unas previsiones muy alentadoras: las infraestructuras distribuidas y el edge computing acelerarán la adopción de entornos multicloud híbridos. Cada vez más, las empresas están trasladando sus arquitecturas de TI de data centers tradicionales centralizados a infraestructuras distribuidas y próximas al edge, donde el intercambio de datos, la interconexión entre las empresas y los servicios en la nube están creciendo a un ritmo frenético. La inteligencia artificial y el machine learning son tendencias al alza y, como consecuencia, el volumen de datos que las empresas necesiten enviar y recibir continuará creciendo de forma exponencial. En este contexto la interconexión jugará un papel fundamental, permitiendo esta transmisión de forma directa, privada, ultrarrápida y segura.

Me gustaría hacer hincapié en la seguridad ya que, tal y como apunta la última edición del Índice Global de Interconexión (GXI), las primas de seguro alcanzarán los 20.000 millones de dólares en 2053 a consecuencia de brechas en ciberseguridad. Poder asegurar que los datos viajan sin interferencias externas de una compañía a otra dentro del nutrido ecosistema de más de 9.000 compañías que se benefician de Platform Equinix es un valor fundamental y algo en lo que no dejaremos de tener la mirada puesta en el futuro. En 2020, el mercado apunta a nuevas formas de asegurar la información, como es la encriptación homomórfica, y desde Equinix velaremos por garantizar la seguridad de su completo porfolio de soluciones de interconexión.

Recientemente, Madrid ha acogido la celebración de la Cumbre del Clima en la que se ha demostrado que, en 2020, las compañías, y en especial las tecnológicas, tienen la responsabilidad de abanderar la lucha en favor de la sostenibilidad. En este contexto, en Equinix somos conscientes de la importancia de nuestro papel como compañía de referencia a nivel mundial y hemos avanzado enormemente alcanzando una tasa de uso de energías renovables de más del 90% de nuestros data centers y logrando un 100% en España. Una cifra de la que estamos especialmente orgullosos.

La interconexión continúa su crecimiento imparable

Estamos cerrando ya 2019, año del que nos sentimos especialmente satisfechos con los resultados obtenidos. En Equinix, seguimos creciendo y reafirmando nuestra posición como líder global de data center e interconexión, optimizando y desarrollando nuestros servicios ya existentes. A su vez, también hemos lanzado nuevos servicios como Network Edge, una nueva forma de desplegar servicios de red virtuales a través de Platform Equinix con la que nuestros clientes pueden modernizar sus redes sin necesidad de realizar inversiones en hardware.

En 2020, el mercado apunta a nuevas formas de asegurar la información, como es la encriptación homomórfica

Al mismo tiempo, hemos contribuido para que España se posicione como el Hub de la interconexión global y sea cada vez más un destino estratégico para los grandes hiperescala y proveedores cloud a nivel global. Nuestro foco está en hacer de la interconexión de datos un servicio cada vez más seguro y ultrarrápido. Estos valores son el ADN de esta compañía. En Equinix, avanzamos con la mirada puesta en el futuro y la satisfacción del trabajo bien hecho. La interconexión mantiene su crecimiento abriendo además las puertas del futuro a compañías de todos los sectores que ven cómo la interconexión privada es la llave para competir en este mundo digitalizado en el que cada día surgen nuevas oportunidades de negocio y nuevas formas de sacar rendimiento a ese denominador común en todo avance tecnológico: los datos.

Para finalizar, trasladaros mi deseo para que en este 2020 desde Equinix ayudemos y acompañemos a nuestros clientes en su viaje hacia la transformación digital.

Computing 788