NoticiasInteligencia Artificial

Los récords están en los datos

Computing analiza con James Petter, vicepresidente internacional de Pure Storage, experto en datos aplicados al deporte, cómo afecta el uso de la tecnología en el rendimiento deportivo y qué proyectos tiene marcha su compañía.

Aunque sea algo que se esté empezando a implementar ahora de forma más general, si nos remontamos a los inicios de esta tendencia, hay que señalar la relevancia que tuvo la novela Moneyball, una historia que fue también traslada a la gran pantalla con el protagonismo de Brad Pitt y que reflejaba como un equipo modesto de la liga estadounidense de béisbol comienza a destacar por encima del resto empleando métodos estadísticos por ordenador para coordinar a los jugadores. Y algo parecido, es lo que está haciendo la compañía Pure Storage con el equipo de béisbol estadounidense San Francisco Giants, ayudándoles a reducir los costes de TI y mejorar la experiencia de los aficionados el día del partido.

De este caso de éxito y de cómo funciona el big data aplicado al deporte, Computing habla con James Petter, vicepresidente internacional de esta empresa, y que tiene como objetivo principal ayudar a sus clientes a utilizar los datos mientras reduce la complejidad y el gasto de administrar la infraestructura detrás de ellos. “Pure Storage nació para dar un giro a la industria del almacenamiento y lo hicimos cambiando la manera en la que las empresas pudieran empoderar y simplificar el uso de sus datos”, señala Petter.

Con un índice de satisfacción del cliente certificado alcanzado por solo el 1% de las empresas B2B, Pure Storage cuenta con una lista de clientes en constante crecimiento que se encuentran entre los más satisfechos del mundo. Así, como apuntaba Petter, aparte del equipo de béisbol, otro caso de éxito el equipo de F1 Mercedes-AMG Petronas Motorsport, que ha batido récords, ofreciendo acceso a datos críticos que les permiten mejorar el rendimiento de los coches de carreras, gracias a una fiabilidad y disponibilidad sin precedentes, todo ello con un importante ahorro en los costes operativos.

“Pure Storage ofrece una experiencia de datos moderna que permite a las organizaciones ejecutar sus operaciones como un auténtico modelo automatizado de almacenamiento como servicio a través de múltiples nubes”, lo que se traduce en un fácil acceso a todos los datos de los que dispone la empresa. Además, Petter recalcaba que “para evitar las migraciones han creado una solución tecnológica que te permite tener al alcance tus datos sin necesidad de migrar o cambiar el lugar dónde se encuentran los datos”, evitando así tener que cambiar de servidor continuamente.

“El análisis de datos puede ayudar a la hora de elegir si utilizar a un jugador u otro en función de lo que está sucediendo en el partido y las estadísticas recogidas”

James, que estudió Ciencias del deporte en la universidad, aplica y conoce de primera mano la importancia de los datos en el deporte y así se lo traslada a su hija que ha competido en los JJ. OO. de Tokio como parte del equipo británico de hockey, y la usaba de ejemplo para explicar que cualquier deportista o empresa puede hacer uso de la analítica de datos, igualando así a todos y haciendo referencia a que esto puede suponer la democratización del deporte.

Y al igual que si hablamos del avance tecnológico no podemos dejar de hablar de datos, si lo hacemos de la práctica deportiva, no podemos olvidar el deporte rey, el fútbol. La analítica aplicada al fútbol nace en el mismo lugar donde se empezó a practicar este deporte, en Inglaterra, y un ejemplo de que la analítica de datos funciona en el rendimiento deportivo es el Bradford FC, equipo londinense que consiguió el ascenso a la Premier League, primera división inglesa, el año pasado. Según Petter, “este club ha analizado los datos de varios aspectos de sus jugadores que van desde los movimientos en el campo hasta los patrones de sueño o la nutrición de cada uno de los futbolistas y esto no sería posible si no se hubiese podido procesar el amplio volumen de datos que tienen”.

¿De qué manera influyen los datos en la toma de decisiones?

Otro equipo inglés con el que trabaja Pure Storage es el Southampton FC, que usa su tecnología “para acceder en tiempo real a lo que está pasando y tomar decisiones en medio del partido, por lo que es evidente que el análisis de datos puede ayudar a la hora de elegir si utilizar a un jugador u otro en función de lo que está sucediendo en el partido y las estadísticas recogidas”.

Un modus operandi,  que también utilizaba el seleccionador inglés Gareth Southgate, en la Eurocopa celebrada este verano.  En la final, después de un partido muy igualado contra Italia, el entrenador decidió confiar en el big data sacando al campo a dos jugadores en el último minuto de la prórroga porque, por probabilidad y estadística, eran los mejores tirando la pena máxima. En esta ocasión, ambos fallaron y los británicos no supieron aprovecharse de esa pequeña ventaja tecnológica ya que aun pudiendo servir de ayuda, el factor humano, sigue siendo determinante.

“El problema llega cuando se corre el riesgo de que se deshumanice o robotice demasiado la toma de decisiones, perdiéndose así parte de la esencia del deporte”

En relación a esto, el análisis exhaustivo de datos ha demostrado que a la hora de lanzar un penalti, uno de los factores que influye en el acierto del lanzador es el tiempo que tarda en tirar, aumentando las probabilidades de que acabe en gol cuando más tarda en hacerlo y viceversa, cuanto más tarda el portero en tirarse más probabilidades tendrá de atajar el balón. Es por tanto un juego psicológico que ahora también puede estudiarse a través del Big Data. Según comentaba en el programa deportivo El Larguero, el Catedrático de la Universidad Europea de Madrid y experto en Big Data, José Luis Felipe, esto está analizado ya por nacionalidades, siendo los ingleses los que más rápido tiran y más fallan, y los alemanes y los franceses los que más porcentaje de acierto tienen y los que más tiempo tardan en tirar. 

A este respecto, Petter, señala que “el problema llega cuando se corre el riesgo de que se deshumanice o robotice demasiado la toma de decisiones, perdiéndose así parte de la esencia del deporte” y, preguntado por esta posibilidad en los años venideros, respondía que “usando la regla de porcentajes, en el futuro próximo el criterio en la toma de decisiones será de un 80% basado en los datos y un 20% la opinión de los entrenadores”.

¿Qué nos depara el futuro? Los Juegos Olímpicos nos dan unas pistas

La tecnología y el deporte han estado siempre unidos. El avance tecnológico siempre ha impactado directamente en la evolución de los grandes eventos deportivos pero en el momento actual en que vivimos, este impacto es todavía más notable. La tecnología ha irrumpido de tal manera que lo cambia absolutamente todo: desde la preparación de los deportistas de élite, la precisión en las reglas del juego como el uso del ojo de halcón en el tenis, el control de dopajes e incluso en la experiencia de los propios espectadores a través de la realidad virtual, traducciones instantáneas o las retransmisiones de alta calidad.

Japón, uno de los países pioneros en desarrollo tecnológico, ha organizado unos Juegos Olímpicos donde la tecnología ha jugado un papel fundamental, y además del big data y todas sus aplicaciones, nos ha ofrecido otras tecnologías disruptivas como la robotización, con robots presentes en varias pruebas y en la mayor parte de la organización del evento: con bots que resuelven dudas, bots que trasladen a deportistas de un sitio a otro, bots que se encarguen de las traducciones, etc.

Además, también hemos visto la aplicación del deep learning, facilitando el reconocimiento facial de deportistas y personal de servicios en los accesos de las instalaciones olímpicas y el machine learning, que permite predecir resultados, basándose en los datos captados de los propios deportistas. De esta forma, es posible analizar al milímetro los movimientos del atleta buscando el máximo rendimiento o incluso analizar al rival para adelantarse a sus movimientos, conocer sus puntos débiles y ejecutar una estrategia en consecuencia.

Para el 2024, los Juegos Olímpicos de París, seguirán sirviendo para impulsar la tecnología en el deporte y además, contarán con la tecnología de Pure Storage, ya que SOLIDEO (Société de livraison des Ouvrages Olympiques), la sociedad responsable de financiar, supervisar y aprovisionar las instalaciones olímpicas y operaciones de desarrollo urbanístico relacionadas con los Juegos ha elegido la solución de la empresa con el objetivo de garantizar la protección de los datos y las mejores condiciones posibles para la entrega a tiempo de las infraestructuras olímpicas para el verano de 2024.

Computing 806