El t-commerce y el m-commerce prosiguen su lento despegue

El e-commerce pasará de los 80.000 millones de dólares en 2002 a los 255.000 millones de 2007, mientras que el t-commerce representará un 20 por ciento del volumen del e-commerce en 2007 y ralentizará el crecimiento del e-commerce vía PC, según Ovum.

Publicado el 17 Abr 2002

El e-commerce no ha suplantado a los canales comerciales tradicionales; los usuarios simplemente han combinado sus respectivas capacidades para encontrar respuesta a sus necesidades personales, pero sin embargo el comercio electrnico en su variante B2C est creciendo rpidamente y, en adicin al PC, los consumidores han empezado a descubrir la televisin (t-commerce) y los dispositivos mviles (m-commerce) como nuevos medios para la realizacin de sus compras. As lo aprecia la directora de servicios de HostedServices de Ovum, Katharina Grimme, en un reciente informe de la consultora.
Segn Ovum, la mayor parte de los beneficios procedentes del B2C seguirn generndose a travs de la Internet fija durante los prximos cinco aos. Mientras el volumen transaccional de las operaciones de comercio electrnico conducidas a travs del PC pasar de significar 80.000 millones de dlares en 2002 a contabilizar 255.000 millones de dlares en 2007; las transacciones de e-commerce va televisin digital y dispositivos mviles en la actualidad son limitadas y slo significan un 2 y 7 por ciento, respectivamente, del total del volumen del comercio electrnico. Sin embargo, el comercio electrnico basado en la televisin tiene un enorme potencial como sustituto del e-commerce va PC. Y es que, segn Ovum, el t-commerce representar casi un 20 por ciento de volumen de comercio electrnico total en 2007, y contribuir a la ralentizacin del crecimiento del e-commerce va PC.
Por su parte los dispositivos mviles constituyen en la actualidad un canal limitado para las transacciones comerciales si se consideran nicamente en el contexto de las compras va dispositivos de mano. Sin embargo, llegarn a significar un valioso canal para la adquisicin, fidelizacin y gestin de las relaciones con los clientes. Y es que si una oferta est relacionada con la localizacin de usuario, as como adecuada a cierto momento y a las caractersticas personales del usuario, cuenta con todo el potencial para dirigir el trfico hacia un determinado establecimiento comercial fsico.
Las plataformas mviles difieren sustancialmente del PC y la televisin en trminos de funcionalidad y uso. La pantalla y los patrones de uso de los telfonos mviles los convierten nicamente atractivos para compras muy especficas. La clave es explotar las caractersticas del canal mvil el comercio electrnico mvil debe ser crtico en el tiempo, ha de basarse en la localizacin y tiene que estar altamente personalizado. Por el contrario, si el consumidor est dispuesto a esperar para la entrega del producto, todava es ms recomendable utilizar una lnea fija, que facilita una experiencia ms satisfactoria y supone un coste mucho ms reducido.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5