EncuentrosMercado TI

Encuentro Anual Líderes Computing 2017

Un año más, las principales empresas de la industria han podido debatir en torno a la evolución de sus compañías y compartir sus experiencias en un ejercicio lleno de luces y sombras. Lacras estructurales en torno al bajo nivel educativo, competitividad y abulia gubernamental están lastrando a un sector que reclama un plan para poder materializar la tan acuciante transformación digital.

Máximos responsables de Accenture, Atos, Cisco, Dell EMC, Ericsson, HP, HPE, IBM, Informática El Corte Inglés, Siemens, T-Systems y VMware han expresado la necesidad de que el Gobierno establezca unas reglas de juego para acelerar la ya acuciante transformación digital de las empresas y de la propia sociedad española. La total ausencia de un discurso político en torno a la modernización que requiere nuestro país resulta alarmante. ¿Vamos a ser un país low cost o de alto valor?, esta es una cuestión que inquieta a la cúpula directiva, pues hay una sensación de que en este viaje nadie lleva el volante.

Tampoco les parece ilusionante el nuevo Ministerio de Agenda Digital que, según la opinión mayoritaria, debería estar adscrito a la cartera de Industria y no de Energía. En términos generales, los ejecutivos consideran que 2016 fue un año “razonablemente” bueno en facturación, si bien acusan el parón de la Administración Pública y de importantes despliegues por parte de las grandes corporaciones. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas se han mostrado más activas a la hora de engancharse a proyectos innovadores como el cloud.

También son conscientes de que el mundo vive un momento apasionante con las tecnologías inmersivas, blockchain, la inteligencia artificial, etc., como impulsores de una nueva realidad que se impone en el mundo de los negocios. Hubo tiempo para repasar algunas de las viejas heridas del sector como son la falta de una educación tecnológica y el hecho de que los presupuestos de las compañías se decanten todavía por el mantenimiento de la antigua TI más que por proyectos innovadores y de futuro. La disrupción de todos los sectores de actividad también fue un punto de atención ineludible, así como el fenómeno de convergencia por el que las TI se aproximan hacia la industria y viceversa, generando oportunidades de negocio para los diferentes jugadores de uno y otro ámbito.

Artículo completo en Kiosko BPS

Computing 793