EntrevistasMercado TI

“Vamos a convertirnos en una organización Agile”

Mamdouh El Cuera, director general de MTP

Mamdouh El Cuera, MTP
Mamdouh El Cuera, MTP

¿Tras la evolución operada, cuál es la tarjeta de presentación de su compañía?

M. E. C.: E+n 2015 fuimos conscientes de que se estaba produciendo un cambio tecnológico y metodológico hacia la digitalización. Nosotros teníamos una posición consolidada como referentes en el aseguramiento de la calidad del software, pero había que responder a la nueva demanda, incluso los propios clientes nos pedían que avanzáramos más allá de nuestro core de negocio. Definimos una nueva estrategia para abrir nuestro portfolio de productos y dar soluciones más globales e integradas. Añadimos servicios relacionados con el usuario y contemplamos la seguridad como un ámbito clave, adentrándonos también en el Agile y el DevOps. Nuestro lema es ‘asegurar el negocio digital’.

¿Cómo ha evolucionado el negocio de MTP con esta nueva estrategia? ¿Qué porcentaje de facturación representan las nuevas áreas de servicio?

M. E. C.: Llevamos tres años de crecimiento de mercado muy buenos, con un promedio de dos dígitos. En 2017, el incremento ha sido del orden del 15%. El porcentaje de los nuevos servicios es del 10%. Para el presente ejercicio, nuestros cálculos apuntan que van a representar el 15%. El objetivo es que, en el próximo trienio, lleguen hasta el 40%.

MTP cuenta con oficinas propias en Brasil y México. ¿Cómo está yendo la actividad de la compañía en esos países?

M. E. C.: Llevamos unos 10 años en estos países, por lo que tenemos bastante consolidadas las dos oficinas y, siguiendo la línea de España aunque con cierta autonomía, nuestra idea es seguir asentando estos dos mercados y que nos sirvan de trampolín para Colombia, Perú, Argentina, Chile…

¿Están las organizaciones de esos mercados preparadas para asumir estrategias como Digital Business Assurance?

M. E. C.: En estos países están grandes organizaciones como Telefónica y BBVA, a las que hemos acompañado, y que trasladan su madurez a estos mercados. Hay un nivel de madurez que a veces supera al de otras empresas europeas.

¿En qué sectores de actividad es MTP más fuerte?

M. E. C.: Desde sus orígenes, MTP ha estado muy ligada a las telco y a la banca, ya que eran los que más demandaban calidad de software, por su complejidad tecnológica. En esta década hemos diversificado y entrado en sectores nuevos como utilities (Repsol, Endesa), administración pública y queremos expandirnos al resto. Si hace cinco años teníamos 20 clientes activos cada ejercicio, ahora estamos por encima de los 40, y esperamos ir a más diversificando en clientes, y en servicios. Hemos abierto oficinas en Alicante, Sevilla o Almería.

Se habla de DevOps como un nuevo paradigma. ¿Están las organizaciones realmente moviendo sus procesos hacia este modelo?

M. E. C.: Leí en LinkedIn que DevOps es pasar a producción sin sustos. Este sistema no trae nada nuevo, sino que ha ordenado preocupaciones de siempre en un marco metodológico, con una serie de herramientas y una serie de prácticas. La gran parte de las organizaciones están trabajando en esa dirección con una estrategia bimodal con el carril de los grandes sistemas y el de los nuevos desarrollos donde sí aplican los nuevos paradigmas. Si bien pensábamos que la tendencia iba a ser mayor.

Leí en LinkedIn que DevOps es pasar a producción sin sustos

¿Están abordando proyectos de inteligencia artificial?

M. E. C.: Tenemos un laboratorio de innovación y hemos estudiado cómo la IA va a impactar en nuestro negocio. De hecho, hemos puesto en marcha dos proyectos donde queremos ir más allá del cuadro de mandos, adelantarnos a lo que pueda pasar para automatizar ciertos procesos de manera inteligente y corregir tendencias negativas.

¿Cuál es la visión de MTP en el ámbito de la seguridad?

M. E. C.: Aquí abordamos aspectos de gobierno de seguridad, análisis de riesgos, desarrollo seguro, análisis de código, compliance regulatorio, formación a empleados… En este sentido, GDPR nos abre una oportunidad de negocio porque todas las empresas están alerta con este capítulo, lo que nos ha abierto las puertas a clientes que necesitan ponerse al día.

Otra gran tendencia actual es IoT…

M. E. C.: Desde el punto de vista de nuestro negocio, no está muy desarrollado, porque a diferencia con los fabricantes de sensores sí que hay una tecnología, pero en el apartado de aseguramiento todavía hay mucho recorrido. Estamos en negociaciones con empresas de IoT para ver cómo colaborar y montar servicios conjuntos con seguridad y calidad. Pero todavía este campo está verde.

MTP también defiende la influencia de la experiencia de usuario en el desarrollo del software…

M. E. C.: El usuario da por hecho la calidad, quiere experiencias memorables. Garantizar esta posibilidad implica mucho conocimiento de lo que el consumidor busca con la complejidad de los multidispositivos. Tenemos un abanico de servicios, desde el estudio heurístico del comportamiento hasta prototipado. Tenemos servicios suficientes para que esa experiencia de usuario sea positiva. Es una línea de negocio que va a crecer bastante.

¿Es complicado mantener la actividad en clientes en los que el encargado de la toma de decisión es otro diferente al responsable de calidad o al director de TI?

M. E. C.: Nuestros interlocutores históricos eran el CIO o el responsable de calidad, bastante definidos y tecnológicos. Ahora tenemos que hablar más con gente de negocio, marketing… nuestro interlocutor ha cambiado y se ha diversificado. Ha aumentado la complejidad, pero también la especialización de los comerciales, que han sido instruidos para negociar con otros parámetros, pero también nos abre oportunidades de recorrer a los clientes en horizontal.

¿Cómo se plantea MTP el futuro?

M. E. C.: Vamos a seguir ahondando en nuestra estrategia de diversificación. Cada vez tiene menos sentido hacer planes estratégicos a cinco años. Mi preocupación es hacer que la organización pueda cambiar con rapidez. Somos una plantilla de 350 personas, más subcontratas. Tenemos que ser una organización Agile, de ir virando en función de cómo se van transformando las cosas. Para ello estamos implantando técnicas de design thinking, para que sea toda la organización la que contribuya al cambio.

Computing 785