Gestionar el talento o la suma del saber y la habilidad

En el ámbito de las TI, la Gestión del Talento trata de aunar la capacidad intelectual, que está materializada en el saber; y la habilidad para hacer. El uno sin la otra no tienen valor y son dos conceptos inseparables cuando nos referimos al talento.

Publicado el 30 Ene 2002

El saber, si no se aplica, no aporta ms que la satisfaccin intelectual de los que lo practican; en tanto que la voluntad de hacer, sin conocimientos y sin know how, padece importantes limitaciones ya que el saber es el sustrato que permite mejorar, avanzar en el saber hacer y superar las dificultades. El saber nos ayuda a decidir y el saber hacer nos ayuda a resolver. El talento supera al conocimiento en cualquiera de sus tres acepciones (accin o efecto de conocer; entendimiento, inteligencia, razn natural; y nocin, ciencia natural), pero a la vez aade el concepto de ejecucin a la actividad creadora. Habitualmente fuera de lo que se entenda por un oficio o profesin productiva, el aspecto relacionado con la actividad creadora se ha referido histricamente como algo fuera de toda sistemtica de trabajo formal, lejos de imposiciones y de difcil control. No obstante, en el contexto tecnolgico el talento rene el conocimiento y la creatividad entendida como la capacidad de decidir y crear soluciones frente a situaciones no previstas.
Como nuevo recurso econmico no cabe duda de que la gestin del conocimiento est de moda, y que tras ella hablaremos tambin de la gestin del talento. As como en los aos 80 el control de los costes y en los 90 la calidad fueron modelos que se impusieron, en los albores del siglo XXI se perfilan conocimiento y talento como los nuevos modelos econmicos a adoptar para seguir siendo competitivo. Estos nuevos modelos no excluyen ninguna de las anteriores prcticas sino que se aade una nueva en un aspecto muy humano de la organizacin como es la aplicacin del saber. La tecnologa aporta la inteligencia a los sistemas que las personas tienen que manejar, en tanto que las situaciones que hay que resolver en un entorno tecnolgico son mucho ms complejas cualitativa y cuantitativamente, y slo a travs de sistemas complejos y en rgimen de colaboracin entre muchas personas es posible resolver los nuevos problemas. En cualquier caso, ya no basta con saber los fundamentos de las cosas ni manejar con habilidad los instrumentos elementales. Dependemos en nuestra actividad profesional de sistemas complejos y tenemos que ser capaces de dominarlos y sacarles el mximo rendimiento. La elevada complejidad de los sistemas y su interrelacin con otros sistemas hace que cada vez sea ms difcil la intervencin cuando no funcionan.

En estos momentos los departamentos de recursos humanos estn viviendo una enorme transformacin debido fundamentalmente a las TIC, donde el mundo Internet est revolucionndolo todo. Este nuevo entorno, que emerge de la globalizacin a travs de estas tecnologas, ofrece multitud de posibilidades en la tarea de gestionar el talento de las empresas. Y las propias empresas tendrn que sensibilizar a sus directivos en relacin a lo que supone Internet para procesos de gestin de recursos humanos, ms compartidos y menos propiedad del departamento especfico. La gestin de los profesionales deber ser cada vez ms directa, sern los propios responsables de los equipos de trabajo quienes acten como gestores de RRHH y necesitarn apoyos cada vez ms importantes en materiales, herramientas y contenidos que faciliten su trabajo. Este hecho ser propiciado claramente por las plataformas tecnolgicas que funcionarn tanto a travs de Internet como a travs de desarrollos de las propias intranets corporativas. Emerge de manera intensa el mundo del coaching, mentoring, counselling, y todo tipo de herramientas, metodologas y sistemas que mejoran la relacin profesional-jefe, buscando la mxima eficacia productiva de la organizacin y el desarrollo del profesional. La mxima del concepto de empleabilidad se har cada vez ms evidente.

Un estudio elaborado por Ibermtica revela que la gestin del talento es fundamental dada la complejidad de los sistemas que hay que manejar como por las situaciones pendientes de una resolucin. La comercializacin de productos y servicios tienden hacia la personalizacin, hacia la singularidad percibida por el cliente, y hacia la gestin eficiente de las relaciones continuas con ellos. Resolver con xito estas cuestiones depender en gran medida de una gestin orientada a personas que precisan de la micro gestin de las circunstancias, y slo partiendo de sistemas de informacin eficientes y de un comportamiento eficaz y creativo de las personas. Los sistemas ayudarn a las personas con su capacidad de anlisis y de distribucin de informacin, pero uno sin lo otro lleva al fracaso. Del mismo modo, permitirn que las personas apliquen su talento en la toma de decisiones e interacciones ms complejas. Los productos son iguales o similares; sin embargo, al referirnos a clientes, empleados o proveedores se pone de manifiesto la diferencia, ya que cada uno de ellos es nico. Precisaremos de un buen sistema de informacin para gestionar ese elemento personal.
El talento se configura como una conjuncin de tres atributos conocimiento, creatividad y relaciones personales-, y a travs de ellas, de las organizaciones. El equilibrio de estos atributos genera capacidad organizativa que permite dar respuesta ptima a la creacin de oportunidades y a la resolucin correcta de los problemas. Deficiencias importantes en alguna de estas propiedades nos llevarn a organizaciones singulares y de difcil continuidad en escenarios de cambio donde la globalizacin y la complejidad van tomando cada vez ms protagonismo. Es de prever que el tipo de organizaciones inventoras que carezcan de capacidad relacional es difcil que progresen en el empleo de su talento creativo para desarrollar las diversas aplicaciones. De igual modo, las organizaciones burocrticas y estables, carentes de elementos creativos, se harn cada vez ms obsoletas y llegar un momento en que sern superadas por otras ms giles e innovadoras. Asimismo, las empresas divertidas que empiezan a estar de moda, no podrn alcanzar su desarrollo por falta de formacin en el conocimiento. En definitiva, combinar los ingredientes del talento en armona con los objetivos, estrategias, demandas del mercado o satisfaccin del personal es un arte complicado dentro de una nueva forma de concebir y gestionar las empresas. Convertir este arte en un proceso sistemtico requiere de procesos de comunicacin, de gestin de apoyo en sistemas que van a constituir las herramientas de lo que llamamos gestin avanzada del talento.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5