InformesMercado TI

La falta de inversión ahuyenta el talento tecnológico en España

Por Julien Mur, Senior Manager de Hays en Information Technology & Life Sciences.

Que la demanda de profesionales del sector IT ha crecido en España en 2018 es casi -a estas alturas- una obviedad. Pero en nuestro país el mercado laboral lleva más de cinco años liderado claramente por el candidato, ya que pese al auge de la formación en este tipo de especialidad, las empresas continúan teniendo dificultades para encontrar el perfil adecuado para sus proyectos tecnológicos. Este desequilibrio entre oferta y demanda se ha disparado durante el último año por una razón de peso, la recuperación económica.

El producto interior bruto (PIB) de nuestro país crece de media más del 3% al año desde 2015, por lo que las empresas han recuperado margen de maniobra en cuanto a inversión y, como consecuencia, están sacando del cajón sus grandes proyectos tecnológicos para reactivarlos. Un claro ejemplo es la multiplicación de las grandes incubadoras de proyectos tecnológicos, conocidas como ‘hubs’, en España entre 2017 y 2018. Pero sigue habiendo un gran problema a nivel estructural: la escasez de la oferta. Es significativo que en 2018 no hay mucho más talento IT en España que en 2014.

La previsión para 2019 es que la demanda de perfiles siga aumentando durante este año, a pesar de que el PIB se pueda ralentizar un poco. Pero es importante matizar este dato: la cantidad de profesionales cualificados no ha aumentado tanto como su demanda, cosa que hace que las empresas no puedan fichar el candidato que quieren en un tiempo razonable, o se encuentran con una alta rotación y volatilidad en este mercado. Todo ello hace que los proyectos de las organizaciones se retrasen o, incluso, lleguen a cancelarse muchas veces.

Una demanda difícil de cubrir

Con el fin de atraer y retener el talento tecnológico, las empresas presentan sus mejores condiciones, no tan solo salariales sino también a través de beneficios para sus empleados como puede ser la flexibilidad horaria o el trabajo en remoto. Si bien es cierto que los salarios de los perfiles más demandados se han visto aumentados más de un 10% año tras año, pero una vez más hay que matizar el dato.

La demanda de perfiles seguirá aumentando, a pesar de que el PIB se pueda ralentizar un poco  

La gran mayoría de las grandes empresas multinacionales que vinieron a España durante los últimos años para beneficiarse de salarios bastantes inferiores a los que se pueden practicar en Reino Unido, Francia o Alemania, se encuentran con una falta de perfiles cualificados, salarios cada vez más elevados y otras dificultades comentadas con anterioridad, por lo que España empieza a ser un país no tan atractivo. De hecho, ya empezamos a ver los primeros movimientos de deslocalización hacia países como Portugal o países del Este.

Acceda al contenido completo en el Anuario de 2019 de Computing

Computing 789