La banca on line en España acusa síntomas de saturación

Los bancos on line en España no están lo suficientemente diferenciados y básicamente se dedican a copiar a sus competidores, según un informe de Forrester, donde la especialización y la combinación de servicios financieros y bancarios es la clave.

Publicado el 10 Abr 2002

Coincidiendo con la entrada en el escenario de la banca on line en Espaa de Inversis, que el pasado octubre consigui la autorizacin para ser banco, han empezado a hacerse patentes ciertos sntomas de saturacin en un mercado que ya est copado con las iniciativas en Internet de las entidades tradicionales dominantes, que han optado por una estrategia multicanal, y las apuestas de los puros jugadores on line.

As lo pone de manifiesto un informe de Forrester Research, en el que se advierte de la inexistencia de espacio para ms competidores y de la necesidad de optar por la especializacin ante una competencia cada vez ms agresiva en un mercado que, por otra parte y a finales de este ao, slo goza de los favores de un 12 por ciento de la poblacin adulta espaola, es decir, alrededor de 4,1 millones de individuos.
, seala la analista de Forrester, Charlotte Hamilton, quien tambin apunta que Bankinter ha migrado ms de un tercio de sus clientes al mundo on line. La subsidiaria de SCH en Internet, Patagon, espera conseguir beneficios de sus ms de 190.000 cuentas on line este ao, despus de haber perdido 16 millones de euros de una inversin que globalmente ascendi a 550 millones de euros. Uno-e, la apuesta de BBVA, tampoco lo pasado muy bien al reportar un prdida de 35 millones de euros de sus 95.000 clientes on line en el mismo periodo.

Adems, la competencia no parte slo de jugadores nacionales sino que tambin procede de firmas extranjeras como ING Direct, que desde mayo de 1999 se ha hecho con 400.000 clientes on line. Y, en adiccin, durante 2001 aparecieron dos nuevos competidores ActivoBank, impulsado por el Banco de Sabadell y el Banco Comercial Portugus, y evolvebank.com, arropado por la inglesa Lloyds TSB; aunque pocos usuarios se han decantado por sus ofertas e incluso evolvebank.com, que a mediados de 2001 contaba con 15.000 usuarios, decidi el pasado febrero poner fin a su proyecto de banca minorista por Internet.

Con todos estos datos en la mano, la consultora considera que el problema radica en una sencilla razn. Y es que los bancos on line en Espaa no estn suficientemente diferenciados y bsicamente se dedican a copiar a sus competidores haciendo llegar todo tipo de productos a la generalidad de potenciales clientes, sin tener en cuenta las particularidades de los distintos segmentos de clientes existentes. En Espaa, como en el resto del mundo, todava se busca consejo y ayuda a la hora de adquirir un producto financiero complejo. Y slo una cuarta parte de los adultos espaoles actan independientemente a la hora de buscar informacin y precios que se adecuen a sus conveniencias.

Por ese motivo, las firmas de xito sern aquellas con capacidad para atraer a estos clientes a travs de un oferta amplia de productos, que est asociada a aplicaciones on line de utilidad y que, adems, cuente con soporte telefnico.
, anuncia Hamilton, quien advierte de que los nuevos competidores deben focalizarse en segmentos de clientes, y combinar servicios financieros y de banca. Siguiendo el ejemplo de Patagon y eBankinter estos nuevos sitios deberan agregar y consolidar las finanzas de sus clientes para satisfacer la necesidad de conveniencia de los clientes independientes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4