NoticiasMercado TI

Tim Cook: “La Unión Europea ignora las leyes fiscales de Irlanda”

El CEO de Apple no ha tardado en reaccionar ante la sanción que la Unión Europea le ha impuesto por un importe de 13.000 millones de euros, y ha emitido una carta abierta encominado la labor de su compañía.

Tim Cook
Tim Cook

La sanción que acaba de imponer la Unión Europea a Apple ha levantado ampollas en la empresa de la manzana, tanto por el desgaste económico que supone como por el daño inferido a su divinizada marca.

Como respuesta inmediata a la sanción, Tim Cook, su CEO, ha emitido una carta desde la web corporativa exonerando a su compañía de cualquier responsabilidad fiscal y ponderando los recursos que la compañía ha aportado a un país como Irlanda, que ha progresado mucho en los últimos años.

En su opinión, la firma de Cupertino “ha ayudado a crear y mantener más de 1,5 millones de empleos en toda Europa, puestos de trabajo para cientos de miles de desarrolladores de aplicaciones creativas que prosperan en la App Store, y puestos de trabajo con los fabricantes y otros proveedores. empresas de tamaño pequeño y un sinnúmero dependen de Apple, y estamos orgullosos de apoyarlos”.

Siguiendo con este argumentario, llega a asegurar que “a medida que nuestro negocio ha crecido a lo largo de los años, nos hemos convertido en el mayor contribuyente en Irlanda, el mayor contribuyente en los Estados Unidos, y el mayor contribuyente en el mundo. Con los años, hemos recibido orientaciones de las autoridades fiscales en Irlanda sobre cómo cumplir correctamente con la legislación fiscal irlandesa - el mismo tipo de orientación disponible para cualquier compañía que haga negocios allí. En Irlanda y en todos los países donde operamos, Apple sigue la ley y pagar todos los impuestos que debemos.

Tim Cook acusa a la Comisión Europea de “reescribir la historia de Apple en Europa” y de “ignorar las leyes fiscales de Irlanda y poner de cabeza el sistema tributario internacional en el proceso”. Y se lamenta: “El dictamen emitido el 30 de agosto alega que Irlanda dio a Apple una oferta especial de nuestros impuestos. Esta afirmación no tiene ningún fundamento de hecho o de derecho. Nunca pedimos, ni tampoco que recibimos, las ofertas especiales. Ahora nos encontramos en la inusual posición de condena al pago de impuestos adicionales con carácter retroactivo a un gobierno que dice que no les debemos más de lo que ya hemos pagado”.

Cook cree que esta decisión quebranta “la soberanía de los estados miembros de la UE sobre sus propios asuntos fiscales, así como al principio de certeza del derecho en Europa”.  Y por esta razón piensa apelar, al igual que planea el Gobierno Irlandés.

En la última parte de la carta, Tim Cook arguye que “el efecto más profundo y perjudicial de esta decisión será la inversión y la creación de empleo en Europa. Usando la teoría de la Comisión, todas las empresas en Irlanda y en toda Europa están de repente en peligro de ser sometidas a los impuestos por las leyes que nunca existieron”.  

Computing 814