NoticiasMercado TI

Las 7 constantes vitales de la empresa digital

Inteligencia Artificial, interfaces inteligentes y conectividad avanzada, principales tendencias tecnológicas de 2019, según Deloitte.

La tecnología está, cada vez, más implantada en la estrategia de negocio de todo tipo de compañías, con independencia del sector en el que operan. Su adecuado uso contribuye de manera diferencial a la consecución de los objetivos de la organización de forma más eficiente. Por ello, cobra más importancia la selección correcta de la tecnología a aplicar. El informe de Deloitte “Tech Trends 2019: Más allá de la frontera digital” destaca las siete principales tendencias tecnológicas que se pueden anticipar como claves para la transformación  digital del futuro.

Para Juan Pedro Gravel, socio de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de Deloitte, “los ciclos de tiempo de adopción de la tecnología se están acortando y los niveles de inversión en tecnología de las organizaciones están aumentando de manera considerable. Tal como ha pasado con la implantación de algunas tecnologías en el pasado, que han alterado el status quo de la innovación, la mezcla de estas 7 tendencias definidas en el informe generará una verdadera disrupción en el mercado y la propia combinación de ellas será una verdadera fuerza de cambio en sí misma”.

1.           Inteligencia Artificial en las organizaciones

Esta tendencia incide en el rediseño de los sistemas, los procesos y las estrategias de negocio alrededor de la Inteligencia Artificial (IA) y de sus posibilidades. El objetivo es alcanzar un modelo de organización en el que personas y tecnología interactúen a través de sistemas digitales diseñados para aprovechar los patrones recogidos en los datos.

El número de compañías que adoptarán la IA aumentará significativamente durante los próximos 18-24 meses. Asimismo, según el informe de Deloitte, cada vez más líderes identificarán nuevas formas de uso de las tecnologías cognitivas para conseguir sus objetivos estratégicos.

Esta relevancia que ha alcanzado la IA en las organizaciones se debe a que favorece el incremento de la productividad, el cumplimiento regulatorio a través de la automatización y a que contribuye a dar significado a conjuntos de datos cada vez más grandes y difíciles de procesar para el ser humano, extrayendo patrones y conclusiones hasta ahora impensables.

2.           Interfaces inteligentes

Las formas de interacción actuales como las pantallas táctiles, ratones o teclados darán paso a otras más sofisticadas, como dispositivos de control de gestos, plataformas de seguimiento ocular integrado, detección bioacústica, tecnología de reconocimiento de emociones e interfaces músculo-computadora. 

También se incluirán capacidades emergentes como interfaces controladas por el cerebro.

Técnicas como el seguimiento offline de hábitos del consumidor a través del comportamiento físico darán paso a nuevos productos y soluciones micro personalizadas.

3.           La conectividad avanzada del futuro

El desarrollo de la conectividad es cada vez más rápido, lo que genera nuevos productos y modelos operativos de transformación.

La tecnología 5G permite dar un salto cualitativo y cuantitativo en las capacidades de las telecomunicaciones. Supone un incremento significativo del ancho de banda y, por tanto, de la velocidad de conexión, además de una disminución radical de la latencia.

Todo ello, permitirá, por ejemplo, que las comunicaciones de larga distancia se desarrollen con total fluidez con redes móviles.

Gracias al 5G, las telecomunicaciones facilitarán el desarrollo de las tecnologías que existen en la actualidad y su integración.

Por otro lado, el edge computing permite que los datos producidos por los sensores y los dispositivos del IoT se procesen más cerca de donde se crearon, en lugar de enviarlos a través de largos recorridos para que lleguen a centros de datos y nubes de computación. Todo ello, permitirá a las organizaciones analizar los datos prácticamente en tiempo real.

4.           Procesos de negocio en un mundo sin servidores

La responsabilidad del CIO ha sido, tradicionalmente, la de mantener en funcionamiento los sistemas de tecnología muy relacionados con la infraestructura física crítica para el negocio, lo que ha absorbido hasta el 70% del presupuesto de IT. El procesamiento y el almacenamiento fuera de la infraestructura propia, a través de la nube múltiple, ha reducido este coste en, al menos, un 20% en aquellos que ya han dado el paso.

En los modelos tradicionales de computación en la nube, las organizaciones tenían que diseñar y proporcionar estos servicios manualmente. A través de IT NoOps se busca crear un entorno de proceso de negocio que esté automatizado y fuera de la infraestructura. El responsable de tecnología dentro de la organización se ocupará cada vez menos de operar la infraestructura y, cada vez más, de encontrar vías de innovación basadas en tecnología para mejorar el negocio.

Esta tendencia incide en la transformación del CIO como un gestor de proveedores, cada vez más alejado de las máquinas y de las infraestructuras, pero garantizando la calidad y el buen funcionamiento de estas, al servicio del negocio.

5.           DevSecOps y el imperativo cibernético

La creciente necesidad de obtener productos de calidad en un periodo de tiempo cada vez más corto ha incrementado las prácticas de desarrollo y operación de software. Como una extensión natural de esta área, la tendencia de DevSecOps ofrece a los CIOs y a sus equipos de desarrollo una nueva combinación de herramientas, prácticas y automatización que, implementadas en conjunto, pueden ayudar a asegurar el desarrollo y las operaciones.

Esta tendencia, que puede ayudar a mejorar la seguridad y los niveles de cumplimiento de una compañía, consta de cuatro partes que engloban todos los aspectos de una organización: personas, procesos, tecnología y gobernanza.

6.           Más allá del marketing: la experiencia repensada

Con el objetivo de lograr experiencias más personalizadas, los CMOs y CIOs de las empresas se están asociando para desarrollar un modelo de marketing más avanzado y dinámico. Estas experiencias pueden ayudar a los clientes a crear conexiones emocionales más profundas con productos y marcas.

El aprovechamiento de data science, analytics, cloud, así como de otras tecnologías permitirá obtener un mayor volumen de información, facilitando la anticipación a las necesidades de los consumidores, con información que el propio cliente no es consciente.

7.           Más allá de la frontera digital: diseñar el mapa del futuro

Esta última tendencia consiste en el aprovechamiento de las oportunidades que ofrece la tecnología, la ciencia y los negocios para generar una transformación de la organización enfocada en el mercado. Para ello, serán clave los siguientes catalizadores: conectividad, experiencia de innovación, ciberseguridad, riesgo, datos inteligentes en tiempo real, automatización y cambios en los procesos de la tecnología.

Analizando todas estas variables, se puede diseñar el mapa del futuro de una compañía.
Computing 782