NoticiasMercado TI

¿Cómo serán los CEO de la generación Z?

El Grupo Adecco ha elaborado un perfil del CEO del futuro, basándose en una encuesta a más de 5.000 jóvenes de la generación Z. La encuesta analiza las competencias y cualidades que los líderes del mañana necesitarán para dirigir.

Atraer y fomentar el talento de los jóvenes es uno de los principales objetivos del Grupo Adecco y lo demuestra con iniciativas como ‘CEO por un mes’, donde la compañía centra su atención en los jóvenes y les ofrece la oportunidad de ser CEO del grupo durante un mes, en cada uno de los 47 países implicados en la iniciativa, de los 60 en los que tiene presencia a nivel mundial.

Mediante esta iniciativa los jóvenes tienen un primer acercamiento al mercado laboral, lo que les proporciona la experiencia y competencias necesarias para convertirse en mejores candidatos en su futuro profesional, con el desarrollo de habilidades clave como el liderazgo, la capacidad de comunicación, la gestión de equipo o el control del estrés, entre otras. Estas son las habilidades y competencias del presente, pero ¿y el futuro? ¿Qué habilidades y formación serán necesarias en la próxima década?  

Es por ello que el Adecco Group Institute, el nuevo centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, ha elaborado un perfil del CEO del futuro, enumerando las características que tendrán los líderes de la próxima década, basándose en una encuesta a más de 5.000 jóvenes de entre 18 y 28 años de más de 30 países, entre ellos España, y que han sido aspirantes a CEO por un mes. Con millenials y Z preparados para conformar el 75% del personal global para 2025, la encuesta analiza las competencias y cualidades que los líderes del mañana necesitarán para dirigir.

El perfil de un CEO de la generación Z

Los CEO de la generación Z serán fantásticos líderes en la gestión del personal, hábiles comunicadores, y tendrán rasgos creativos, según la encuesta realizada a los futuros ejecutivos. De hecho, la aptitud número 1 necesaria para los líderes del futuro es la capacidad para gestionar personal y equipos de forma satisfactoria. La comunicación y la creatividad son las otras competencias principales que tienen que pulir los directivos del mañana. Además, como compañeros, valorarán la curiosidad, la rapidez para aprender y la capacidad de adaptación.

Esta generación de CEO dará prioridad a perfeccionar sus competencias interpersonales

Esta generación de CEO dará prioridad a perfeccionar sus competencias interpersonales, algo para ellos más importante que adquirir competencias técnicas. Concretamente el 7 de cada 10 futuros directivos creen que las competencias interpersonales serán más importantes que las técnicas para los CEO de las próximas décadas.

Los Z piensan que los actuales líderes no están a la altura en competencias interpersonales: la gestión de personal y la dirección de equipos se consideran las aptitudes en las que más tienen que trabajar los CEO de hoy, seguidas por creatividad e inteligencia emocional.

Cambio drástico en la educación ejecutiva

En cuanto a la formación, no todos los directivos del 2050 tendrán un título universitario, sino que ascenderán gracias a programas de aprendizaje prácticos, respaldados por educación a distancia. Precisamente el 51 % de los jóvenes encuestados considera que los CEO no necesitarán títulos universitarios para 2050. Solo el 6 % cree que las titulaciones universitarias son la mejor manera de preparar a los próximos directivos con las competencias interpersonales que necesitarán para liderar.

Más de la mitad (55 %) de los jóvenes de la generación Z encuestados dice que las prácticas y el aprendizaje práctico son la mejor manera para que los futuros líderes progresen.

¿Está preparada la generación Z para ser líderes?

Los Z consideran que sus competencias más sólidas de cara al liderazgo futuro son la curiosidad, la rapidez en el aprendizaje, la adaptabilidad y la creatividad.

Respecto a la formación, tienen la sensación de que el sistema educativo actual no les está preparando de forma eficaz para la gestión de proyectos, la toma de decisiones basada en datos, la negociación y la resolución de problemas complejos.

Por último, los líderes del mañana se sienten poco preparados en lo que respecta a conciencia intercultural e intergeneracional.

Computing 786