NoticiasMercado TI

Ayesa cierra 2020 con ocho proyectos activos de I+D+i

Dichos proyectos movilizarán 60 millones de inversión, mientras que la compañía se vuelca en proyectos tecnológicos dentro del campo de la energía, la eficiencia y la sostenibilidad.

Ayesa ha clausurado 2020 con un récord de proyectos de I+D+i. Tras adjudicarse el último a finales de diciembre alcanza los ocho activos, que movilizarán una inversión de unos 60 millones de euros. De la I+D+i han salido algunos de los grandes desarrollos de Ayesa, como los sistemas de big data para calcular la factura de la luz a millones de usuarios en España; una tecnología de gestión de recarga de vehículo eléctrico; o una plataforma inteligente para la gestión de la energía en los hogares basada en las smart grids, redes en las que los tradicionales consumidores energéticos también son productores de energía.

Según Pedro Sanz, director general del área de Transformación Digital de Ayesa, “somos conscientes de que el futuro pasa por la innovación y la eficiencia energética, y la compañía continúa destinando recursos económicos y esfuerzos a proyectos de investigación con el objetivo de anticiparse al mercado y poder ofrecer a los clientes soluciones tecnológicas avanzadas”.

España es la cuarta potencia europea que más fondos del programa H2020 ha obtenido en el periodo 2014-2019 y a expensas únicamente de conocer los datos de 2020. En este periodo Ayesa ha participado en siete proyectos, que han supuesto una inversión global acumulada de 70 millones de euros.

Proyectos

De los ocho proyectos activos en 2020, seis son de diferentes convocatorias H2020 y otros dos financiados por el CDTI y fondos Feder. En conjunto movilizarán un montante de unos 60 millones de euros.

En el último semestre, en plena pandemia, han arrancado dos, mientras que un tercero lo hará en 2021. De esta lista sobresale Custom-Art, con un presupuesto de 8 millones, y en el que Ayesa participa junto a otras 15 empresas y centros de investigación europeos. Su objetivo es desarrollar la próxima generación de módulos fotovoltaicos integrados en edificios y productos (BIPV y PIVP respectivamente). En este caso, Ayesa contribuye con soluciones de inteligencia artificial para hacer más eficiente la producción de energía. Es la evolución de un H2020 anterior, denominado Starcell, que culminó el año pasado.

Super PV es el que tiene la mayor dotación, con 11,6 millones. El sector energético está viviendo una revolución impulsada por la introducción de nuevas tecnologías, lo que está cambiando desde las formas de generación hasta del consumo. Este proyecto busca mejorar el ciclo de vida de las plantas fotovoltaicas e impulsar la competitividad de los productos europeos. Concretamente, Ayesa desarrollará una plataforma tecnológica de operación y mantenimiento (O&M) inteligente, que aplique las ventajas del IoT y el Data Mining a la explotación de plantas fotovoltaicas. Asimismo, implementará un modelo Digital Twin (réplica virtual de un objeto o sistema que simula el comportamiento de su homólogo real) que permita anticipar y evitar averías, así como pérdidas, facilitando un mantenimiento predictivo de las plantas.

También de especial relevancia figura SND-Microsense, cuya misión es desarrollar una solución segura y resistente a los ataques cibernéticos, que garantice la privacidad y proteja las brechas de los Sistemas Eléctricos y Energéticos descentralizados (EPES). Su presupuesto es de 10,1 millones.

Computing 802