NoticiasMercado TI

DXC rechaza la oferta de compra de Atos

DXC considera que la oferta de la multinacional francesa no era suficiente. Según fuentes próximas, a principios de enero, Atos ofreció 10.000 millones de dólares por DXC

Poco duró el idilio de Atos y DXC. Esta semana, DXC Technology rechazó la propuesta de compra recibida por la empresa francesa a principios de año. Y lo hizo en una comunicado donde afirmaba que esa propuesta de adquisición era “no vinculante, preliminar y no solicitada”.

De todas formas, DXC, integrador de tecnología de matriz estadounidense, asegura que evaluó “cuidadosamente la propuesta” y que, a partir de ahí, la consideró inadecuada. En otras palabras, Atos minusvaloraba a DXC en su intento de compra. Además, ambas empresas también han acordado estos días no continuar con las conversaciones.

A principios de enero ambas compañías confirmaron que estaban discutiendo de forma amistosa los términos de un acuerdo de compra con el objeto de crear “un líder en servicios digitales que se beneficiara de una escala global”. Fuentes cercanas a la operación aseguraron en aquel momento que Atos estaba dispuesta a pagar 10.000 millones de dólares por DXC.

Hay que recordar que DXC fue fundada en 2017, como resultado del desgajamiento del negocio de servicios de HPE y su fusión con CSC. En 2020, DXC facturó a nivel mundial casi 20.000 millones de dólares. Atos, por su parte, es bastante más pequeña en términos de ingresos y en 2019 tuvo una facturación de 11.500 millones de euros.

Atos, sin embargo, vive una carrera frenética por crecer a base de compras. El año pasado estuvo en conversaciones para adquirir hasta una docena de firmas. La última confirmada fue la de Motiv ICT Security, una compañía holandesa especializada de ciberseguridad. De todas formas, la de DXC habría sido su mayor operación desde su fundación.  

Computing 801