NoticiasMercado TI

La Fundación I+E propone que los presupuestos estimulen la innovación

Multinacionales con larga presencia en España reclaman que el tipo mínimo impositivo del 15% no afecte a los incentivos fiscales a la I+D+i .

La Fundación I+E, entidad integrada por multinacionales con larga presencia en España, hace una valoración positiva del incremento de la inversión pública en ciencia, I+D y digitalización contemplado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que se tramita actualmente. Advierte, no obstante, de que la inversión de las empresas será fundamental para conseguir una verdadera transferencia a la sociedad, así como para avanzar hacia el objetivo de que la inversión total en I+D represente el 3% del PIB en 2030, como recoge el Pacto por la Ciencia.

En este sentido, las multinacionales de la Fundación I+E instan a garantizar que la medida de fijar en el 15% el tipo mínimo en el Impuesto de Sociedades, incluida también en los PGE, no impacte negativamente en la aplicación y utilización de los incentivos fiscales de estímulo a la innovación. Entiende que tanto el espíritu de la propuesta de la OCDE como las conclusiones emitidas por la AIReF son favorables a mantener e incluso potenciar las actuales herramientas fiscales de estímulo a la I+D.

“En plena implementación del Plan de Recuperación y Transformación, debería tomarse en cuenta el previsible impacto del tipo mínimo sobre las herramientas fiscales de estímulo a la innovación, y concretamente, a la aplicación de las deducciones por actividades de I+D+i”, señala Renato Del Bino, director general de la Fundación I+E, quien añade que “para que nuestro país siga siendo un foco de atracción de inversión e innovación, necesitamos garantizar el mantenimiento del retorno económico esperado al acometer inversiones en proyectos de alto contenido innovador”.

Para contribuir a los objetivos marcados en el Plan de Recuperación, sería recomendable crear condiciones que favorezcan la atracción de proyectos innovadores, potenciar la colaboración público-privada y preservar la seguridad jurídica. En concreto, ante la aplicación del tipo mínimo del 15%, los expertos fiscales de la Fundación I+E proponen:

  • Eliminar la caducidad de las deducciones, de modo que las no aplicadas debido a la existencia del nuevo tipo mínimo puedan ser aprovechadas en un futuro.
  • Permitir compensar las deducciones generadas y no utilizadas con los pagos a efectuar por otros impuestos o a la Seguridad Social por los empleados dedicados a I+D+i.
  • Mejorar el mecanismo de monetización de deducciones fiscales a la I+D+i existente para empresas intensivas en innovación cuando no puedan utilizarse por encontrarse en situación de pérdidas.
  • Flexibilizar las restricciones legales y trámites administrativos para la acreditación y aplicación de las deducciones fiscales con la necesaria seguridad jurídica.
  • Flexibilizar el requisito de mantenimiento de la plantilla durante los tres años posteriores a la ejecución del proyecto de I+D.

En general, para avanzar hacia un modelo económico y social más sostenible, la Fundación I+E considera necesarias no sólo inversiones y actuaciones bien dirigidas, sino también la determinación y colaboración de las instituciones, empresas y actores de la sociedad civil. Sugiere poner en marcha políticas de Estado a largo plazo, establecer marcos regulatorios que estimulen la innovación y promover la atracción de inversiones de largo recorrido, que generen empleo, patrimonio industrial y transferencia de conocimiento.

Computing 807