OpiniónMercado TI

Grandes mentiras sobre el empleo TIC

Si este es el sector que mejor está, ¿en qué situación se encontrará el resto? Sinceramente, no quiero saberlo.

Todos los analistas coinciden en afirmar que el empleo TIC es uno de los menos resentidos por la crisis y que este sector, a pesar de las dificultades, es uno de los que más están tirando del empleo y de cierta “estabilidad”. Que sí, que ha habido despidos y contención salarial, que las condiciones ya no son tan favorables como hace unos años y que se exige mucho más, pero que a pesar de todo, los informáticos lo tienen mucho más fácil frente a otras profesiones, y por tanto, más posibilidades de tener un empleo decente. La sociedad también lo percibe así, y de hecho, según el último estudio KAR realizado por Ipsos, los encuestados opinan que los sectores más favorables de la economía española son las cadenas hoteleras y la informática e Internet.   Y todo esto no me lo invento yo. Consultoras como Adecco, Hays, Infoempleo o Infojobs coinciden en que el sector TIC es el que mejor está aguantando el chaparrón, y el que mejores pronósticos tiene para salir antes que los demás de la crisis. Y creo que no puede ser posible que todos los analistas estén equivocados. Sin embargo, los mensajes que recibo por parte de las empresas son muy diferentes.Y sé que alguien miente, o al menos, no quiere contar toda la verdad.   Como responsable que soy de la sección de Capital Humano de Computing, me estoy encontrando con muchos problemas a la hora de encontrar empresas del sector dispuestas a facilitarme a su responsable de Recursos Humanos para entrevistarle. Les aseguro que esto no sucedía hace unos pocos años, cuando todos estaban siempre disponibles para contarme sus planes de captación y retención del talento, sus programas de igualdad y desarrollo de carrera de los empleados. Doy por hecho que el principal motivo de temor para hablar con la prensa no es otro que el pánico ante una posible pregunta sobre despidos. Hasta ahí, lo puedo entender.   Pero el problema ya no es sólo ese. Desde hace algún tiempo estoy intentando preparar un reportaje sobre cómo están las compañías TIC gestionando su talento, para saber qué están haciendo para retener a su talento y gestionar a su plantilla. Ya no me interesa tanto conocer a cuántos han despedido o pretenden despedir, sino publicar qué están haciendo para motivar a los que se quedan, para potenciar su formación y sacarle el máximo partido posible a sus conocimientos y sus aportaciones a la empresa. Y sorprendentemente, también me está resultando extremadamente complicado, porque, en este caso, muchas empresas tampoco quieren hablar.   Por supuesto, no es mi intención dar ningún nombre en concreto porque no es ese el objetivo, pero cuando menos quiero destacar que les llamaría la atención saber la cantidad de empresas –muy importantes, que facturan millones y que tienen miles de empleados en nuestro país- que tampoco están por la labor de hablarme de sus planes actuales o futuros de gestión de empleados. Entonces, ante esta situación, es inevitable preguntarse si realmente se está planteando desde las direcciones generales hacer algo para incentivar a sus empleados, o si más bien se limitan a continuar su actividad a costa de lo que sea, sin importarles quién está detrás. Como hay tanto miedo a perder el empleo, la mayor parte de las empresas, incluso también las TIC, se relajan con respecto a sus empleados y literalmente pasan de ellos, sin preocuparse de cuestiones tan básicas como si están o no motivados. Ignorantes ellos, no son conscientes del grave riesgo que supone para la productividad de la compañía desdeñar así a la plantilla, el verdadero motor de crecimiento y desarrollo del negocio.   Si este es el sector que mejor está, ¿cómo estará el resto? Sinceramente, no quiero saberlo.

Computing 795