OpiniónMercado TI

La Sociedad ¿de la información?

La Sociedad de la Información no se ha librado del tijeretazo anunciado por el Gobierno sobre los Presupuestos Generales del Estado.

La escalada de recortes que se están dando a conocer en las últimas semanas afecta a la mayor parte de los sectores de actividad con las vistas puestas en reducir nuestro déficit e intentar acercarnos en lo más posible a las demandas que se dictan desde Bruselas. Ahora le toca el turno a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que se llevan un varapalo importante considerando además que ya en los últimos años las inversiones que ha efectuado la Administración Pública en este apartado han ido cuesta abajo sin remisión.

Sobre la noticia que nos ocupa, el ajuste -por decirlo de algún modo- implica amputar la partida destinada al desarrollo de las TIC por encima del 23% para este año 2012, hasta una cifra de algo más de 819 millones de euros. El daño tanto directo como colateral que implica esta medida no se escapa a nadie. Las iniciativas tecnológicas del sector público han sido las que han llevado a que España haya sido referente durante años en proyectos innovadores punteros; véase por ejemplo el DNI electrónico o la informatización de áreas como Hacienda o la expansión de la banda ancha. El efecto de estas iniciativas sobre la evolución de la Sociedad de la Información ha sido más que palpable. A ello hay que añadir que el sector público en su conjunto se ha convertido en pionero en la puesta en marcha de planes de transformación de la mano de las Tecnologías de la Información.

Aunque hay que considerar que también esta caída presupuestaria se ha producido en los últimos años, la decisión que adopta en estos momentos el ejecutivo actual lastrará sin duda los próximos pasos a seguir. Por mucho que se quiera justificar la decisión, señalando a la situación financiera del país, las actuaciones que predominarán por parte de la Administración limitarán la recuperación del sector TIC. No se ha tenido en cuenta la innovación, el desarrollo y la necesidad de considerar la Sociedad de la Información como uno de los motores que active nuestra endeble economía.

Computing 799