OpiniónMercado TI

La pyme se queda huérfana

A Fundetec le han cortado las alas, el plan inicial de llevar la transformación a ciudadanos, pymes y autónomos españoles se ha quedado a mitad de camino.

Tras más de una década de vida, la Fundación Fundetec ha dejado de existir. No es una buena noticia para las TI y menos para el entorno de la pequeña y mediana empresa. Y no es una buena nueva porque estamos necesitados de iniciativas que estimulen la informatización y transformación digital y porque la pyme en concreto requiere de guías que le muestren el camino a seguir en esto de la tecnología. Fundetec ha contado en su última etapa con el apoyo de El Corte Inglés, HP, Indra, Red.es y Telefónica, y según ha comunicado, “finaliza su actividad con la satisfacción de saber cumplido su misión de impulsar el desarrollo de la Sociedad de la Información en España”. Sin embargo, una organización de estas características no puede dar por concluido el proyecto y “dar por cumplida su misión”; debería haber seguido educando a la pyme, colectivo al que todavía le faltan muchos peldaños por subir en el mundo TIC.

Obviamente a Fundetec le han cortado las alas y aunque es de agradecer el esfuerzo de las empresas promotoras por empujar a la pyme a un mundo que desconocía, el plan inicial de llevar la transformación a ciudadanos, pymes y autónomos españoles se ha quedado a mitad de camino. Algo más de compromiso debería haber existido, tanto por parte de aquellos socios que han dejado de lado a Fundetec -bien ahora como en momentos previos- como por la propia Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. La noticia es una decepción y supone un nuevo obstáculo en la carrera por impulsar la Sociedad de la Información.

Computing 795