EncuentrosMovilidad

Una ventana al trabajo del futuro

La movilidad y la colaboración fueron nombrados como captadores de talento en el encuentro organizado por Computing en colaboración con Fuze en torno al digital workplace.

Vivimos en la Era de las Comunicaciones, en la que la globalización, impulsada por el nacimiento de Internet y la democratización de las tecnologías, ha auspiciado un escenario mundial sin fronteras en cuanto a lo que a información se refiere. En el ámbito empresarial, este panorama se ha traducido en la posibilidad de dirigir un proyecto a kilómetros de distancia o de conciliar la vida familiar y laboral, entre un sinfín de oportunidades. Sobre el nuevo horizonte que nos descubre el mundo de las comunicaciones unificadas, debatieron los directores generales y responsables de TI de compañías de distinta índole y sector de actividad en el encuentro organizado por Computing en colaboración con Fuze.

Según se pudo extraer de la reunión, la transformación digital del espacio de trabajo va ligada de manera inevitable al concepto de talento, el cual es clave en el trabajo en red. Por este motivo, la captación y la retención del mismo es el principal objetivo que confesaron perseguir desde las compañías a la hora de implementar herramientas de trabajo colaborativo. Fabio Cerioni, CTO de Techedge, lo expresó así: “Es importante dar libertad a las personas para que organicen su propia labor y para que operen, algunos días a la semana, desde su casa si es necesario”; y añadió: “La socialización con los compañeros es muy importante, pero también lo es la productividad, y en nuestra empresa esta se ve incrementada gracias al teletrabajo”.

La colaboración transversal es imprescindible para sentirse parte del grupo

Para José Antonio Sánchez, director de Informática de Fain Ascensores, el ‘saber hacer’ de los empleados es más importante que el de los jefes: “La base del conocimiento en nuestra empresa es la de los técnicos y supervisores de ascensores, por eso es imprescindible mantenerles conectados para colocar su talento en primera línea en la empresa”. Sin embargo, en sectores tradicionales como al que pertenece Sánchez, las novedades digitales “tardan en tener calado”, y en este sentido, “la seguridad actúa como un contrapeso del avance”, a pesar de que no puede existir el uno sin la otra, como refleja la máxima que pronunció: “Seguir avanzando, pero sin dejar puertas abiertas detrás de nosotros”, entendiéndose “puertas abiertas” como brechas de seguridad.

Sin embargo, algunos de los presentes reconocieron que retener el talento, teniendo en cuenta la rotación vigente, es una tarea harto complicada. Por esta razón, Alfonso Calderón, director corporativo de Tecnología del Grupo Softland, considera que lo primordial es ser capaces de asumir cambios rápidamente, porque “el conocimiento de una compañía no puede ir y venir con las personas que la dejan o pasan a formar parte de ella”. Así las cosas, a criterio de Calderón, una organización debe tener su propia “ética y estrategia establecida”, y “que un candidato no se ajuste a ella y no sea apto para trabajar en la empresa en cuestión, no quiere decir que no sea talentoso”. 

Si desea acceder al contenido completo descargue el pdf

Computing 783