EncuentrosMovilidad

Se busca líder para modernizar el desktop

La experiencia del puesto de trabajo digital cobra importancia en las empresas.

La transformación del puesto de trabajo es uno de los puntos más candentes dentro de las estrategias corporativas, abanderada en muchos casos por los departamentos de TI, y en muchos otros por Recursos Humanos e incluso, por la dirección general de la empresa. El argumento que más barajan estos agentes decisores es la productividad, si bien las ventajas cuantitativas son más etéreas y difíciles de contrastar, y no es fácil presentar un business case con datos categóricos. Pues el factor emocional es el que puede hacer triunfar o fracasar un proyecto. Por mucho presupuesto y tecnología que se ponga a disposición de la implantación, si la dirección no toma partido o si la plantilla no asume el reto, el resultado defraudará las expectativas más optimistas. Estas fueron algunas de las principales conclusiones del Executive Lunch 'Digital Workplace Experience’, organizado por Computing en colaboración con VMware, y la participación activa de responsables tecnológicos de importantes compañías usuarias.

La premisa con la que partió el debate fue definir lo que realmente se entiende por ‘digitalización del workplace’, y que consiste, según Pablo Tejeira, Enterprise Sales Director de VMware, en movilidad, escritorio virtual (siempre que sea eficaz), herramientas colaborativas, catálogo de aplicaciones, ubicuidad… Y a partir de este punto, Alberto López Rodríguez, director de Sistemas de Información y Ciberseguridad de GSS, señaló que “somos una empresa de BPO y de procesos de negocio. Hacemos contact center y nuestras necesidades son muy particulares. Queremos facilitar el trabajo a las personas con herramientas de colaboración, pero también con automatización y facilitando interfaces de los sistemas que utilizan. No queremos reemplazar a la gente sino ayudarle a trabajar. Dotar de mayor potencial a nuestros empleados”.

Por su parte, Jorge Tomé Hernando, director de Arquitectura, Servicios y Puestos de Usuario de Prisa Tecnología, mostró sus dudas en torno a la “transformación digital del puesto de trabajo, que ni resulta transformación digital ni puesto de trabajo”. Desde su punto de vista, es un cajón de sastre; para una editorial de la naturaleza de Prisa nada está claro en lo que se refiere al lugar de desempeño de sus periodistas: “Tengo reporteros que sacan fotos con el móvil en la calle; otros que trabajan en la redacción; pero mi problema es dar servicio a corresponsales que no sabes dónde se encuentran (tal vez en Irán; y se las ven y se las desean para enviar sus contenidos)”

“Otro cliché -se lamentó Tomé- es que a los informáticos nos llaman ‘toolmen’, ya que todo lo arreglamos con herramientas, pero estas no son un fin sino un medio. Y al final tener que descartar una herramienta de nuestro porfolio resulta ‘doloroso’ para el área de TI, y ya quisiera moverme tan rápido como la tecnología”.

Si la dirección no toma partido o si la plantilla no asume el reto de la digitalización del puesto de trabajo, el resultado defraudará las expectativas más optimistas

Sector público

Más lenta es la adopción de herramientas en el sector público, debido a las condiciones de todos conocidas. Así lo constató Milagros López Nieto, jefa del Servicio de Informática del Hospital Universitario La Paz: “Te encuentras con soluciones poco amigables vinculadas a un hardware específico. Lo ideal es realizar el mismo trabajo en cualquier dispositivo o plataforma con seguridad. Deben ir a la par la evolución del hardware y del software”. Como ejemplo, se pensó instalar pantallas en las camas hospitalarias, pero no cuajó por trabas operativas y por no ser amigables, válidas para ver una radiografía pero inoperantes para emitir por ejemplo una prescripción. En este sentido, Eugenio Gil, End User Computing Account Executive de VMware, aconsejó sacar valor de este tipo de proyectos, yendo a favor de la consumerización y de la potencia de las nuevas soluciones, “si esperamos, perderemos el tren”.

Acceda al contenido completo pinchando en el PDF

Computing 789