EncuentrosMovilidad

Digitalizar al usuario

El teletrabajo ha llegado para quedarse pero, ¿de qué manera?

España, -a pesar de poseer una de las mayores redes de fibra óptica de Europa-, es el quinto país de la Unión Europea (UE) peor preparado para el teletrabajo, pese a que el 32% de los trabajos pueden ser realizados enteramente desde casa, según un estudio llevado a cabo por los investigadores Juan César Palomino, de la Universidad de Oxford, Juan Gabriel Rodríguez y Raquel Sebastián, ambos de la Universidad Complutense de Madrid. Si bien es cierto que el nivel de preparación de las empresas ha ido dilatándose en el tiempo, estos meses de confinamiento a causa de la Covid-19 han demostrado que son capaces de adoptar la tecnología necesaria rápidamente. El mayor problema quizá sea cultural y del modelo productivo español, que exige, en gran medida, trabajo presencial.

En el evento de Digital Workplace de Computing se reunieron CIO y expertos TI para hablar de cómo han abordado la carrera contrarreloj para extender en sus organizaciones el trabajo remoto en estos tiempos de pandemia, y si creen que -a pesar de que el humano es un ser sociable- esta tendencia ha llegado para quedarse, y que más que una digitalización de las organizaciones precisa de una digitalización del propio empleado. 

La transformación cultural es la pariente pobre de la digitalización

Todavía existen muchos aspectos que pulir para que las empresas puedan afirmar que cuentan con una estrategia de teletrabajo sólida. “Una cosa es preparar los equipos y sistemas deprisa y corriendo para trabajar una temporada desde casa, y otra muy distinta es estar preparados para que esta situación se alargue en el tiempo”, reconoció Roberto Monfort, CIO de Obremo. No obstante, es innegable que la atípica situación que hemos vivido ha marcado un antes y un después para la implantación del digital workplace en las compañías, “como en su día el incendio del edificio Windsor supuso un cambio para el mundo del backup”, comparó el CIO. 

A hilo de lo dicho por Monfort, Genaro Escudero, EMEA Solutions Lead, Workplace Transformation de Dell Technologies, indicó que, efectivamente, las empresas tienen que afinar y perfeccionar su estrategia de teletrabajo. “Muchas compañías confunden teletrabajo con movilidad. El primero supone que un empleado pueda trabajar desde casa de forma habitual, con las mismas garantías de accesibilidad y seguridad que en la oficina; y el segundo se traduce en que el empleado pueda acceder a los sistemas de la compañía desde cualquier lugar en momentos puntuales”.

Acceda al reportaje completo en la revista digital de Computing o pinchando en el PDF

Computing 793