NoticiasMovilidad

La caída de beneficios lastra el ejercicio de Telefónica

Su beneficio neto cayó un 65,7% hasta los 1.142 millones de euros. Los ingresos de todo el año alcanzaron los 48.422 millones, un 0,6% menos. La operadora subraya su reducción de deuda y la generación libre de caja.

Resultados Telefónica 2019.
Resultados Telefónica 2019.

Telefónica acaba de presentar sus resultados anuales. Aunque en el comunicado remitido la operadora subraya el impulso de la generación libre de caja de un 20,6% (con 5.912 millones supone el nivel más alto desde 2013) y una reducción de deuda del 8% en 2019 (37.000 millones), lo más destacado de su informe financiero es su caída del beneficio neto del 65,7% con unas ganancias de 1.142 millones de euros. De hecho, la compañía explica que, excluyendo los impactos extraordinarios de 2.432 millones, su benefició se situó en los 3.574 millones de euros (1.142 millones en términos reportados). El impacto principal de este descenso fue de 1.614 millones de euros y “procede de la provisión por gastos de reestructuración, registrados fundamentalmente en España”.

La telco ingresó 48.422 millones de euros, un 0,6% menos en números reportados. No obstante, los ingresos en servicios digitales han crecido un 17,1% en el pasado ejercicio. Su OIBDA fue de 15.119 millones de euros, un 2,9% menos.

Buena marcha en España

Analizando estos datos por regiones, Telefónica España tuvo crecimiento en todos los trimestres del año. En concreto, alcanzó en 2019 un ascenso interanual de los ingresos de servicio, tras crecer durante todos los trimestres, y del OIBDA. Por otra parte, los clientes convergentes (4,7 millones) aumentan un 1% interanual y el ARPU convergente se sitúa en 88,4€ en el trimestre (+0,2% interanual).

En detalle, los ingresos del trimestre (3.266 millones de euros) crecen un 0,4% interanual, al igual que los ingresos de servicio (los ingresos de terminales +1,5%). En 2019, los ingresos totales (12.767 millones de euros) y los ingresos de servicio (12.394 millones de euros) aumentan un 0,5% y un 0,6% respectivamente. El OIBDA acelera notablemente su crecimiento interanual hasta +3,1% en el trimestre (5.311 millones de euros en términos subyacentes en 2019, 1.368 millones de euros en el trimestre) lo que supone mejorar 2,9 p.p. su evolución frente al trimestre anterior. En el pasado ejercicio, el OIBDA se elevó un 0,1%, gracias al +3,1% de octubre-diciembre (+2,9 p.p. frente al tercer trimestre). El margen OIBDA se sitúa en el 39,9% en el trimestre (39,7% en el año).

El CapEx en enero-diciembre crece un 2,7% interanual por el despliegue de red 4G y fibra y el OIBDACapEx en términos orgánicos asciende a 3.423 millones de euros (-1,2% interanual).

Resultados Telefónica España 2019.
Resultados Telefónica España 2019.

Objetivos 2022

Con estos resultados en la mano, Telefónica ha anunciado para 2019-2022 los siguientes objetivos financieros en el marco del nuevo plan de acción anunciado en noviembre de 2019:

-Crecimiento de ingresos.

-Generación de Telefonica Tech (ciberseguridad, IoT/Big Data y Cloud) de más de 2.000 millones de euros en ingresos adicionales a 2022.

-Mejora de 2 p.p. del ratio (OIBDA-Capex) / Ingresos.

Año decisivo para Telefónica

Respecto a estos resultados, José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, ha declarado: "2019 ha sido un año importante para Telefónica. Hemos cumplido nuestros objetivos financieros y nuestros mercados clave han crecido en términos orgánicos. Somos cada vez más eficientes gracias a la digitalizacióny al apagado de legado. Hemos generado un fuerte flujo de caja libre en 2019, que nos ha permitido continuar reduciendo deuda por undécimo trimestre consecutivo, gracias también a la venta de activos y a iniciativas adicionales que mejoran el retorno sobre el capital empleado. Hemos seguido invirtiendo en redes de nueva generación, consolidando así nuestro liderazgo en fibra, tanto en Europa como en Latinoamérica. Y, gracias a años de inversión, podemos decir que nuestro pico de inversión sobre ingresos ha quedado atrás.

Hemos progresado igualmente en nuestros objetivos no financieros, incluyendo la mejora de los ratios de satisfacción de clientes y empleados, y tanto nuestra plantilla como el Consejo de Administración son ahora más diversos. Somos conscientes de que nuestro sector tiene un gran impacto en las sociedades en las que operamos. Además, las soluciones digitales que ofrecemos al cliente, así como la mayor eficiencia de nuestras redes, están ayudando a descarbonizar la economía. Solamente en 2019, redujimos las emisiones de CO2 en un 18% y en un 50% en cuatro años.

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, prensentando el nuevo plan de acción.
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, prensentando el nuevo plan de acción.

Hemos comenzado 2020 con una buena evolución operativa y estamos enfocados en ejecutar el plan que anunciamos a finales del pasado año. Telefónica adoptó cinco decisiones estratégicas con el objetivo de generar valor y un impacto positivo en todos nuestros grupos de interés. Estamos priorizando aquellos mercados en los que podemos ser relevantes para nuestros clientes -España, Brasil, Alemania y Reino Unido mientras nos enfocamos en la creación de valor de nuevos servicios digitales e infraestructuras a través de T.Tech y T.Infra. Además, la separación operativa de Hispam abrirá oportunidades que nos permitirán cristalizar valor, al tiempo que somos cada vez más ágiles e incrementamos la eficiencia en todas nuestras unidades.

Respecto a nuestros objetivos fijados para 2020, esperamos crecer de manera estable en las principales magnitudes, un dividendo estable y atractivo. A largo plazo, tenemos un objetivo de crecimiento sostenible y responsable."

Computing 790