OpiniónMovilidad

Cumpliendo años fieles a un estilo

Joseba Ruiz de Alegría, Director General de Ibermática.

Dos décadas de actualidad, de flexibilidad, de rigor… 20 años siendo testigo de la apasionante evolución del sector TI y de las empresas que lo formamos y reflejándolo, fiel a esas señas de identidad, en sus páginas. Celebrar un aniversario como el que ahora conmemora Computing nos proporciona la excusa perfecta para mirar atrás y constatar lo vertiginoso de los tiempos en los que estamos inmersos. Una “carrera” que, en el caso concreto de Ibermática, comenzó en los mismos albores del sector, en 1973, con el objetivo de aprovechar las incipientes redes de comunicación y como empresa de outsourcing, aunque todavía faltaban bastantes años para que se acuñara y popularizara este término. A partir de esa idea fue creciendo nuestra oferta, el número de profesionales, las oficinas, los clientes… al ritmo acelerado de un sector cuya velocidad de desarrollo continúa sorprendiendo.

Hoy, 42 años después y con más de 3.000 profesionales aportando las más diversas soluciones en el entorno TIC, la actividad fundacional del outsourcing sigue siendo esencial para Ibermática. Ahora con nuevas infraestructuras, procedimientos o modelos de colaboración, pero con la misma implicación, flexibilidad, compromiso y vocación de servicio que en los orígenes. En definitiva, con el mismo estilo. Seguramente han sido estos elementos característicos de nuestra forma de trabajar los que han valorado nuestros clientes para llevarnos a liderar los índices de satisfacción y desempeño en el estudio más importante sobre Outsourcing TI realizado en 2014 en España (Informe Whitelane-Quint Wellington).

Es de bien nacido…

Es ésta una inmejorable oportunidad para agradecer su confianza y fidelidad a todos nuestros clientes, independientemente de su actividad o tamaño, tanto por darnos la oportunidad de compartir con ellos sus planes de optimización y mejora en colaboraciones de largo recorrido como por haber valorado el “estilo Ibermática”.

Un estilo firmemente arraigado en nuestra cultura y contagiado entre las sucesivas generaciones de profesionales que se han ido incorporando al proyecto en estos más de cuarenta años. Un estilo que supone asumir como propios los objetivos y desafíos de los clientes. Un estilo que prioriza el compromiso y la superación de las expectativas del cliente sobre cualquier otro aspecto. Un estilo que es el responsable directo de que hayamos podido cambiar un viejo adagio de nuestro sector que hablaba de clientes “cautivos” (de una tecnología, de un desarrollo, de un proveedor…) por uno de clientes “cautivados” que eligen libremente recorrer con su socio tecnológico de confianza un camino de evolución continua que se traduce en mejoras de productividad inagotables.

Hemos aprendido mucho

Desde aquella actividad inicial centrada en el outsourcing hemos conseguido diversificar nuestras capacidades hasta abarcar prácticamente todos los ámbitos TIC. Decíamos al principio que estos tiempos son vertiginosos, y que lo sean implica una adaptación constante. Así, en los últimos años hemos desarrollado sólidas competencias en los componentes tecnológicos que constituyen la llamada Tercera Plataforma. Las redes sociales, la movilidad, el Big Data y el Cloud Computing son ya habituales en todos los proyectos de transformación que desarrollamos con nuestros clientes para mejorar su competitividad en la era digital. Su combinación precisa permite cambios disruptivos, abrir nuevas oportunidades de negocio y mejoras de eficiencia antes inimaginables.

Pero mantenerse alerta ante las nuevas oportunidades tecnológicas no debe suponer descuidar las más “tradicionales”. El ya mencionado outsourcing, SAP, Business Intelligence, la integración de sistemas, el desarrollo de soluciones a medida, los servicios gestionados, el mantenimiento de aplicaciones, la consultoría, la implantación de soluciones de gestión empresarial, etcétera, deben seguir siendo pilares que sustenten la actividad hasta la consolidación de estas nuevas tendencias.

Del futuro en adelante

Hemos pasado, como el resto del sector TI, no una sino varias crisis. Algunas realmente complicadas y duraderas. Todavía vivimos situaciones en las que la presión a la baja de precios y tarifas es implacable con las empresas y los profesionales del sector. Pero los tiempos difíciles nos han hecho más resistentes. Ya antes de que llegara esta última crisis habíamos lanzado proyectos de mejora de la eficiencia, optimizando cada proceso y eliminando cualquier gasto superfluo. En estos últimos años Lean IT nos ha impulsado hacia la eficiencia máxima tanto internamente como en los servicios que diseñamos y suministramos a nuestros clientes. Hemos utilizado herramientas y metodología que habían probado su utilidad en otros sectores en las TI y el resultado ha sido tremendamente positivo.

Y ahora tenemos el desafío de aprovechar la oportunidad de un relanzamiento económico que va a apoyarse, sin duda en gran medida, en la aplicación de tecnologías, procesos de digitalización y herramientas que nuestro sector deberá aportar, muchos de ellos de la citada tercera plataforma. No podemos permitirnos fallar a las necesidades y expectativas del resto de los actores económicos en esta nueva fase. Vienen tiempos de oportunidades, de cambios. Tiempos que ofrecen fundadas razones para el optimismo. En Ibermática, fieles a nuestro estilo, ya hemos aceptado el reto. Y esperamos formar parte de ese futuro prometedor que nos conduzca a celebrar también juntos el 40 cumpleaños de Computing.

Computing 786